Ciencia

A propósito del vuelo de Aeroméxico, ¿qué le pasa a un avión cuando lo impacta un rayo?

El IASC estima que promedio cada avión comercial es alcanzado por un rayo cada mil horas de vuelo.

El Aeropuerto Internacional Benito Juárez Ciudad de México (AICM) notificó este cinco de julio que un avión de Aeroméxico que salió de CDMX con destino a Nueva York fue impactado por un rayo, por lo que tuvo que suspender sus operaciones.

Aunque parece un incidente aislado, este tipo de percances son muy comunes. El Centro de Instrucción Aeronáutica IASC estima que en promedio cada avión comercial es alcanzado por un rayo cada mil horas de vuelo, tomando en cuenta que al día se registran alrededor de 93 mil vuelos.

Pero, ¿por qué un rayo no es capaz de derribar un avión en vuelo? Esto se debe a que el fuselaje de aluminio de la nave actúa como una jaula de Faraday que funciona de la siguiente manera:

“Cuando un recinto cerrado está recubierto de metal, el interior del recinto no recibe influencias de campos eléctricos externos, ya que su campo eléctrico es nulo (...) Cuando a un recinto recubierto de metal se le aplica electricidad, el interior no la recibe, sino que ésta se transmite sólo por el exterior. El hecho es que una superficie cerrada conductora aísla eléctricamente el interior respecto al exterior de la misma”, explica el IASC.

Aunque el avión no puede caerse tras ser impactado por un rayo, los especialistas señalan “el principal peligro es la posibilidad de que resulten dañados los equipos eléctricos y electrónicos de a bordo, especialmente el sistema de navegación”.

Sin embargo, existen distintos sistemas de protección para evitar estos riesgos.

“Por ejemplo, los nuevos aviones de fibra de carbono suelen tener unas mallas de material conductor destinadas a derivar la energía eléctrica hasta disiparla a través unas pequeñas piezas metálicas conocidas como descargadores de estática. También existen barreras aislantes que impiden que la descarga acceda a lugares críticos. Además, hay que tener en cuenta que los equipos vitales del avión suelen ir duplicados o triplicados”, precisa la IASC.

También lee: