Ciencia

COVID-19 sí se originó en el mercado de Wuhan, aseguran dos nuevas investigaciones

De acuerdo con ambas investigaciones científicas, el COVID-19 tuvo dos propagaciones distintas en el mercado de Wuhan.

Dos nuevos estudios aseguran que el virus, actualmente conocido como COVID-19, tuvo su origen en el mercado de Wuhan, en China.

Uno de estos estudios se encuentra disponible en la página de divulgación científica Zenodo. Fue publicado el pasado 26 de febrero y se dividió en dos partes. Michael Worobey, profesor y jefe de ecología y biología evolutiva de la universidad de Arizona fue su coautor.

De acuerdo con la información divulgada y un artículo del New York Times, se analizó una amplia gama de datos, genes de los virus y actividad en redes sociales para rastrear a los primeros contagiados. Con los resultados se concluyó que era probable que el origen del virus viniera de los mariscos vivos que se vendieron en el mercado mayorista de Wuhan.

Los estudios apuntan a que el COVID-19 se propagó en dos diferentes ocasiones en trabajadores y compradores en el mercado. Michael Worobey asegura que, al ver toda la evidencia reunida, es “extraordinariamente claro” que la pandemia nació en el mercado chino.

De acuerdo con el New York Times, la comunidad científica tiene opiniones divididas respecto a los estudios de Worobey, ya que, aunque la evidencia es mayor respecto a anteriores investigaciones, no se explica de qué animal en específico pudo venir el virus.

El pasado viernes también salieron a la luz los resultados de un estudio realizado por científicos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China. Este también argumenta que el virus se originó en el mercado de Wuhan y que había dos linajes (dato que coincide con la teoría de Michael Worobey).

Durante enero de 2020, los científicos chinos tomaron muestras de paredes y pisos del mercado, así como de animales y alcantarillas cercanas al establecimiento. Estas permitieron al grupo de investigadores concluir que sí habían dos linajes de COVID-19, esparcidos con diferencias de tiempo.

El estudio realizado por las autoridades científicas de China fue publicado en el blog Researh Square.