Ciencia

Hallan virus nunca antes vistos congelados hace 15 mil años... ¿debe preocuparnos?

El análisis mostró que los virus probablemente se originaron en el suelo o las plantas, no en animales o humanos.

Científicos de la Universidad Estatal de Ohio, Estados Unidos, descubrieron diversos virus con una antigüedad de casi 15 mil años en dos muestras de hielo. Estos agentes infecciosos no se parecen a ningún virus que se haya catalogado hasta la fecha.

Fue en dos núcleos de hielo tomados de la meseta tibetana en China en el año 2015 donde los investigadores identificaron estos patógenos. Estos bloques, que fueron recolectados a una altura de 22 mil pies sobre el nivel del mar, tenían casi 15 mil años acumulando hielo y por lo tanto atrapando todo lo que estaba en la atmósfera a su alrededor en el momento en que se congeló cada capa.

De acuerdo con los hallazgos publicados este martes en la revista Microbiome, los científicos encontraron códigos genéticos para 33 virus. Cuatro de esos virus ya han sido identificados por la comunidad científica y al menos 28 de ellos son nuevos.


El análisis de los investigadores mostró que los virus probablemente se originaron en el suelo o las plantas, no en animales o humanos, según el medio ambiente y las bases de datos de virus conocidos. Aproximadamente la mitad de estos virus parecía haber sobrevivido en el momento en que se congelaron, no a pesar del hielo, sino a causa de él.

“Estos glaciares se formaron gradualmente, y junto con el polvo y los gases, muchos, muchos virus también se depositaron en ese hielo”, dijo Zhi-Ping Zhong, autor principal del estudio. “Los glaciares en el oeste de China no están bien estudiados y nuestro objetivo es utilizar esta información para reflejar los entornos del pasado. Y los virus son parte de esos entornos “.

Estos son virus que habrían prosperado en ambientes extremos, por lo que pueden tener la capacidad de infectar células en ambientes fríos.

Para el estudio de estos virus, los investigadores también desarrollaron un nuevo método ultra limpio para analizar microbios y virus en el hielo sin contaminarlo. Esta novedosa herramienta podría ayudar a buscar estas secuencias genéticas en otros entornos helados extremos: como Marte o la luna.