CDMX

Cableblús: ¿Cómo opera con fuertes lluvias y vientos?

El sistema de transporte, cuyo costo es de 7 pesos, fue inaugurado formalmente el domingo.

La Ciudad de México cuenta a partir del fin de semana con un nuevo sistema de transporte para el norte de la capital: la Línea 1 del Cablebús.

El boleto para usar el teleférico, que transportará a cerca de 144 mil usuarios al día en su línea 1, tendrá un costo de siete pesos.

Al ser un sistema novedoso para las y los capitalinos, surgen varias preguntas relacionadas, por ejemplo, con cuestiones climatológica. Basta recordar que la CDMX es propensa a presentar fuertes lluvias que en algunas ocasiones están acompañadas de rachas de viento.


Empecemos por contestar algunas dudas:

¿Qué pasa si cae una tormenta mientras vas en la cabina?

El sistema puede seguir funcionando sin ningún problema, explicó Konstantino Panagiotou, director de Doopelmayr, empresa encargada de la construcción del Cablebús.

Agregó que el Cablebús cuenta con pararrayos que lo protegen de tormentas eléctricas que suelen ocurrir en la capital del país.

Panagiotou aclaró que el transporte puede operar con fuertes vientos de hasta 65 kilómetros por hora. Si ese límite se supera, el Cablebús tendrá que parar sus operaciones y proceder a evacuar a las personas que estén en las cabinas.

¿El cable se puede romper?

Esta fue una opción descartada por el directivo, al señalar que el cable conductor tiene un ‘alma’ de plástico especial, además de seis cordones extra de 36 hilos cada uno.

Además, los operadores del Cablebús monitorean el estado del conductor las 24 horas.

¿Y qué pasa con los sismos?

Panagiotou agregó que Doopelmayr ha construido varios de estos sistemas en muchas regiones sísmicas del mundo, sin que se haya detectado ningún problema en alguna de ellas.

En caso de un movimiento sísmico, el Cablebús detendrá momentáneamente su operación y solo la reanudará después de llevar a cabo los protocolos de revisión, agregó.