Border

Precio de la gasolina en Nuevo México rompe récord: 4.32 dólares por galón

En menos de un mes, el precio de la gasolinas aumentó casi un dólar por galón; las autoridades piden suspender el cobro de impuestos federales para favorecer a los consumidores.

El precio de la gasolina en Nuevo México impuso un nuevo récord: 4.32 dólares por galón, con lo que dejó atrás el costo más alto que se registró el 17 de julio de 2008 cuando el costo de la gasolina llegó a 4.08 dólares por galón.

“Estoy en shock,” dijo María Arciniega, residente de Las Cruces, Nuevo México. La mujer de 52 años comentó que su gasto en gasolina se elevó más de 25 dólares en menos de dos semanas.

Hasta hace un mes, los residentes de Nuevo México pagaban, en promedio, 3.48 dólares por galón de gasolina, pero los conflictos internacionales han encarecido el combustible en Estados Unidos.

“Claro que estoy preocupada. El fin de semana voy a ir a visitar a mis familiares en Juárez (México) y creo que voy a llenar el tanque allá; dicen que me va a salir más barato,” expresó Arciniega.

Al igual que ella, miles de conductores en Nuevo México se encuentran sorprendidos del incremento en los precios de la gasolina y esperan pronto se haga algo ya que temen que llegue a los 5 dólares por galón.

“Muchos ya no estamos en home-office y ya estamos saliendo más y necesitamos cargar gasolina,” dijo Yesenia Betancourt, residente de Santa Teresa, Nuevo México. “Estamos gastando mucho, en las últimas semanas he gastado mucho en gasolina.”

A fin de darle un respiro a los propietarios de vehículos de Nuevo México, la gobernadora Michelle Luján-Grisham, junto a otros cinco de sus homólogos demócratas, solicitó recientemente al Congreso de Estados Unidos la suspensión del cobro al impuesto federal al hidrocarburo hasta fin de año mediante una carta.


La Ley de Alivio de los Precios de la Gasolina, tal y como se ha presentado en la Cámara de Representantes y en el Senado aliviaría el costo para el consumidor del aumento de los precios del hidrocarburo, al tiempo que protegería la capacidad del gobierno federal para realizar inversiones en infraestructuras.

Además, la legislación busca garantizar la solvencia del Fondo Fiduciario de Carreteras. El proyecto de ley autorizaría al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos a transferir dólares del fondo general para reemplazar los ingresos temporalmente perdidos de un impuesto federal sobre la gasolina detenido.

La Ley de Inversión en Infraestructuras y Empleos (IIJA) dedicó 118 mil millones de dólares adicionales al Fondo Fiduciario de Carreteras, y la capacidad del Fondo Fiduciario para financiar la construcción y el mantenimiento de carreteras, puentes y autopistas en todo el país no se vería disminuida por la legislación, según se explica en la carta.

La gobernadora Luján-Grisham instó a los líderes del Congreso a tomar medidas rápidas en apoyo de la Ley de Alivio de los Precios de la Gasolina, en un intento por ahorrar dinero a los residentes de Nuevo México.

“En un momento en el que la gente se ve directamente afectada por el aumento de los precios de los productos cotidianos, una exención del impuesto federal sobre la gasolina es una herramienta para reducir los costes de los estadounidenses, y le instamos a dar toda la consideración a esta propuesta de ley”, escribieron los gobernadores a los líderes del Congreso.