Tech

Elon Musk y Twitter: 4 detalles sobre cómo se formó el acuerdo de compra

El matrimonio Musk-Twitter no nació de la nada: sus primeros acercamientos fueron mediante dos de sus amigos dentro de la plataforma.

Twitter presentó su declaración de poder esta semana ante la SEC. Este es el documento formal que describe muchos detalles sobre el acuerdo de Elon Musk para adquirir la compañía de redes sociales por 44 mil millones de dólares.

Algunas partes de la presentación tenían implicaciones obvias, como la recomendación de la junta de Twitter de que los accionistas acepten la oferta de Musk de comprar la compañía por 54.20 dólares por acción. También su declaración de que Twitter está “comprometido a completar la transacción en el precio acordado”. Ambos detalles fueron una señal bastante fuerte de que la compañía no tiene intención de renegociar el acuerdo, algo que Musk al menos está pensando en intentar.

Pero el proxy incluyó varios otros detalles interesantes sobre el acuerdo enterrados dentro de la jerga legal, incluidos más antecedentes sobre cómo se formó el matrimonio Elon-Twitter.

Estas son algunas partes que llaman la atención:

  1. Musk comenzó el acuerdo frente a caras amigables. Los dos primeros miembros de la junta con los que Musk se puso en contacto después de comprar una participación masiva en Twitter fueron el ex director ejecutivo Jack Dorsey y Egon Durban, codirector ejecutivo de Silver Lake. Es interesante aunque solo sea porque esas son las dos personas con las que Musk tuvo relaciones anteriores obvias. Dorsey y Musk son amigos. Y Durban aconsejó a Musk sobre su intento fallido de privatizar Tesla en 2018. Tiene sentido que comience su avance en Twitter con amigos.
  2. ¿Dorsey convirtió a Musk en un comprador? Suena a que sí. Después de que Musk aceptara unirse a Twitter, pero antes de que se hiciera oficial, volvió a hablar con Dorsey. “Dorsey compartió su opinión personal de que Twitter podría centrarse mejor en la ejecución como empresa privada”, dice el documento. Cuatro días después, Musk rechazó el puesto en la junta y le dijo a la junta de Twitter que, en cambio, haría una oferta para comprar la compañía. No está claro si Dorsey alentó formalmente este movimiento, pero definitivamente discutieron la posibilidad.
  3. Twitter no tenía otras opciones. Después de que Musk hizo su oferta para adquirir la empresa, la junta de Twitter discutió la compra de la empresa a otros posibles compradores. La junta optó por no hacerlo, citando posibles problemas regulatorios con los posibles compradores y la posibilidad de que otras conversaciones retrasen la firma de un acuerdo. Dado lo que sabemos ahora sobre el mercado y la inflación, fue una decisión prudente. Pero todavía me parece fascinante que hayan completado un trato de 44 mil millones de dólares sin buscar otros postores serios.
  4. Dorsey puede quedarse como inversionista. Hace unas semanas, reflexioné en este mismo boletín que Dorsey podría regresar como CEO de Twitter bajo la dirección de Musk. Descartó esa idea la semana pasada en Twitter, pero la presentación muestra que podría quedarse como inversionista de Twitter. El esfuerzo de Musk para encontrar socios de capital “puede dar como resultado que el Sr. Dorsey continúe teniendo acciones de la corporación sobreviviente o de una o más de sus afiliadas después de la fusión”, se lee en el documento, y agrega que los dos hombres han discutido al respecto. Está previsto que Dorsey deje la junta en la reunión anual de accionistas de la próxima semana, lo que presumiblemente pondría fin a su participación oficial en la empresa. Por ahora.
También lee: