Bloomberg

Buenas nuevas para México: Gobierno de Biden respalda exportación de vacunas Pfizer

La semana pasada, los Gobiernos de México y Canadá anunciaron que esperaban comenzar a recibir dosis de la vacuna de Pfizer de Estados Unidos.

La administración de Joe Biden, presidente de Estados Unidos, apoyará la decisión de Pfizer de comenzar a exportar las dosis de su vacuna contra el coronavirus fabricadas en Estados Unidos, a medida que la Casa Blanca comienza a dar rienda suelta a la producción estadounidense para países en el extranjero que carecen de vacunas.

“Nos complace ver que están trabajando con otros países para ayudarlos a satisfacer sus necesidades de suministro”, dijo a Bloomberg News en un comunicado Jeff Zients, coordinador de respuesta COVID-19 de Biden. Indicó que la compañía está adelantada a lo programado en sus compromisos de abastecer a Estados Unidos.

La semana pasada, los Gobiernos de México y Canadá anunciaron que esperaban comenzar a recibir dosis de la vacuna de Pfizer de Estados Unidos, siendo esta la primera vez que se dio a conocer que las vacunas de la compañía fabricadas en Estados Unidos. se entregarían a cualquier comprador que no sea el propio Gobierno estadounidense.


La declaración de Zients sería el primer indicio de que la Administración Biden no se interpondrá en el camino de las exportaciones. Pfizer no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

En la última semana, la demanda de vacunas en Estados Unidos comenzó a disminuir, cayendo a 2.4 millones de dosis por día, según Bloomberg Vaccine Tracker. Con alrededor de 40 por ciento de la población adulta completamente vacunada, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los suministros de vacunas son lo suficientemente abundantes como para que las farmacias comiencen a anunciar su disponibilidad.

Eso permitió que Biden redirigiera su atención hacia otros países como India, donde el golpe de la pandemia aumenta el riesgo de que surjan nuevas variantes más peligrosas.

Biden ha dicho que planea enviar millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca al extranjero. La compañía fabricó dosis en Estados Unidos para cumplir con un contrato con el Gobierno, pero la vacuna aún no está autorizada para su uso en territorio estadounidense.

La Casa Blanca, que tiene control directo sobre dónde van sus vacunas de AstraZeneca, dijo que en las próximas semanas tomará una decisión sobre un envío inicial de 10 millones de dosis.