Viajes

Culiacán a través de sus sabores

Este destino busca posicionarse tanto para el turismo de placer como para los viajeros de negocios.

Culiacán sabe una variedad de cosas. Sabe a mar, sabe chile y sabe a maíz. Este destino, que busca posicionarse tanto para el turismo de placer como para los viajeros de negocios, tiene una diversidad de sabores que le añaden valor a su oferta turística.

La cocina de Culiacán no es pretenciosa, tampoco lo es la cocina de los lugares que se encuentran a su alrededor ya sea a un paseo en lancha o a una carretera de distancia. El mar es uno de los actores principales de la propuesta gastronómica. Se prueba principalmente en los aguachiles aderezados con chile chiltepín, otro de los ingredientes estrella.

Mar and Sea es un restaurante en Culiacán que ofrece a los comensales sabores clásicos de Sinaloa y una diversidad de sabores internacionales. El restaurante abre todos los días, los jueves, viernes y sábados con horario de 24 horas.

Por otro lado, Altata Bay, ubicado en la Bahía de Altata y construido sobre una estructura de madera que parece flotar sobre el mar, proporciona a sus visitantes vistas del sol que se mete entre las olas acompañado de platillos de mar típicos como aguachiles, empanadas y ceviches.

Hace falta un paseo en lancha para llegar a la Ostionera la Palmita. Este lugar es conocido por ser una granja de ostiones y ser proveedor de ellas en todo México, recientemente abrió sus puertas como restaurante. También construido sobre el mar, el sitio pone sobre las mesas los ostiones recién sacados del agua para la degustación de los visitantes.

Otra de las cualidades de Ostionera la Palmita, además de sus ostiones, son los paisajes que flanquean el sitio. De un lado, el mar se abre con infinidad de estructuras que dejan ver cómo funciona la granja. Del otro lado, se extienden interminables dunas de arena blanca que se forman una detrás de la otra.

Los alrededores de Culiacán

A una hora y media de Culiacán se encuentra Mocorito, este Pueblo Mágico enaltece los sabores de la tierra para quienes deseen saborear la carne de Sinaloa. Mocorito presume ser el lugar donde nació el chilorio, platillo hecho con carne de cerdo deshebrada, chile pasilla y demás condimentos.

Para probar tanto el chilorio como los famosos tacos de carne asada acompañados con tortillas recién hechas, el lugar ideal es María Bonita. Del sitio resaltan los molcajetes que se sirven con queso, nopales y diversos cortes de carne, en el centro borbotean frijoles hirviendo o salsas molcajeteadas.

Para recorrer todo el Pueblo Mágico se puede tomar el tren Chilorio Express, tren que recorre los puntos más importantes y que además permite hacer paradas para comprar dulces típicos como son los jamoncillos.

Por otro lado, a unos minutos de Mocorito se encuentra Guamúchil. La ciudad se enorgullece de ser la tierra que vio crecer a Pedro Infante, su legado está impreso en el museo dedicado a su vida tanto el pueblo como cuando alcanzó la fama. El personaje también está inmortalizado en varias estatuas y en murales.

A un lado del museo de Pedro Infante se encuentra el Museo Regional del Évora, que ofrece un recorrido por la cultura regional desde sus primeros pobladores hasta la historia contemporánea.

En Guamúchil se pueden probar tacos de carne asada y de machaca, los mejores lugares para hacerlo son los restaurantes que se encuentran sobre la avenida ferrocarril. Esta calle además alberga distintos murales pintados sobre casas y locales que se convirtieron en paradas obligadas para los turistas.