Viajes

Turismo Sostenible, una nueva manera de viajar

Estos son unos tips para que tu viaje tenga el menor impacto sobre el medio ambiente.

El turismo sostenible persigue desarrollar su actividad generando un impacto mínimo sobre el medioambiente. La clave principal es que la explotación de un recurso sea por debajo del límite de renovación del mismo. Es decir, se trata de fomentar un turismo respetuoso con el ecosistema, con mínimo impacto sobre el medioambiente y la cultura local. Además, de que busca un equilibrio en el aspecto económico, busca la generación de empleo e ingresos de la población autóctona.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) considera que uno de los elementos fundamentales para desarrollar el turismo es “dar un uso óptimo a los recursos medioambientales”. Para ello es necesario mantener los procesos ecológicos esenciales y ayudar a conservar la biodiversidad y los recursos naturales. Hay tres claves fijadas por esta organización para lograr que el turismo pueda ser sostenible:

  1. Optimizar los recursos medioambientales. Sin ecosistema no hay turismo, por ello es importante cuidar el entorno natural. Sólo conservando los recursos naturales y cuidando la diversidad biológica es posible que pueda haber turismo.
  2. La autenticidad de la cultura local. Un factor fundamental para entender un lugar son sus gentes, los valores tradicionales de la comunidad anfitriona, su cultura, la arquitectura… Sin el respeto hacia la cultura, el turismo no puede ser sostenible.
  3. Distribución de la riqueza. La economía es otro de los factores fundamentales dentro del turismo: garantizar actividades económicas que perduren en el tiempo y que haya equilibrio en la distribución de los beneficios socioeconómicos. Uno de sus objetivos es generar oportunidades de empleo estable, obtener ingresos y servicios sociales, y reducir la pobreza en las comunidades locales.

Por otro lado , Assist Card México, el seguro para viajeros, hizo algunas recomendaciones para realizar turismo sostenible:

Busca un Hospedaje sustentable: es decir que el establecimiento promueva el consumo mínimo de los recursos naturales usando materiales reciclados, generando su propia energía, respetando los entornos naturales en su edificación e incorporando el compromiso medioambiental como parte de la experiencia en el alojamiento.

Usa un vehículo ecológico: algunas unidades utilizan energía eléctrica o renovable que disminuye la contaminación, mejoran la calidad del aire y contribuyen a moderar la movilidad urbana.

Ciudades como San Francisco, en Estados Unidos y Vancouver en Canadá, promueven prácticas la caminata y el ciclismo. Han implementado transportes de energía sostenible que no emiten gases contaminantes.

Preserva las especies de flora y fauna: Ya sea que estén en peligro de extinción o que estén amenazadas por la actividad del hombre, cuidar de la naturaleza es uno de los grandes motivadores para practicar este segmento turístico.