Tokio 2020

EU y Rusia reviven ‘guerra fría’ en piscina de Tokio 2020 con un ‘espinoso’ tema: el dopaje

El estadounidense Ryan Murphy, plata en los 200 metros espalda de la natación, dijo que la carrera ‘probablemente no fue limpia’.

El ‘calor’ del momento no es siempre un buen ‘consejero’ para hacer declaraciones, como comprobó el nadador estadounidense Ryan Murphy después de haber perdido la final de los 200 metros dorso en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Tengo alrededor de 15 pensamientos, y 13 de ellos me meterían en muchos problemas”, dijo el atleta en declaraciones recogidas por The Guardian, para luego agregar: “Es un gran agotamiento mental pasar el año sabiendo que estoy nadando en una carrera que probablemente no fue limpia”.

La declaración adquirió un tono acusatorio debido a la nacionalidad del atleta que derrotó a Murphy: Evgeny Rylov, campeón mundial de la prueba... y ruso.


Como recordarás, los atletas rusos no pueden usar la bandera ni el nombre de su país en las pruebas (compiten como Comité Olímpico Ruso) debido a una sanción por un extenso programa de dopaje y encubrimientos de las autoridades de ese país.

De hecho, las notas que inundaron el Centro Acuático de Tokio en la ceremonia de premiación a Rylov fueron las del Concierto para piano N. °1 de Chaikovski, la propuesta de los oficiales olímpicos rusos para sustituir el himno de su país.

Murphy, quien ganó todos los oros de los eventos de dorso en Río 2016, se ha tenido que conformar con otros metales en Tokio 2020: se llevó el bronce en los 100 metros. Rylov y otro ruso, Kliment Kolesnikov, finalizaron primero y segundo.

En una rueda de prensa, el estadounidense trató de restar tensión al asunto.

“Para ser claros, mi intención no es hacer ninguna acusación, felicitaciones a Evgeny”, dijo.

Con información de AP