Tokio 2020

Sam Kendricks, favorito de EU al oro, da positivo a COVID y queda fuera de Tokio 2020

El saltador, que consiguió el bronce hace cinco años en Río, es uno de los 193 casos de COVID relacionados con los juegos.

El saltador Sam Kendricks, un campeón mundial que era esperanza de medalla para EU en Tokio 2020, dio positivo a COVID-19 y quedó fuera de los juegos mientras la nación anfitriona lucha con su peor aumento de virus hasta el momento.

Kendricks no se encuentra entre los tres atletas cuyas infecciones fueron anunciadas por los organizadores este jueves, dijo un portavoz del Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos. Su caso quedará reflejado en el recuento diario del viernes.

Los últimos casos entre atletas se producen cuando Tokio y sus alrededores experimentan lo peor de la nueva ola de virus SARS-CoV-2. La capital reportó 3 mil 865 nuevos casos este jueves, su tercer récord en tres días, mientras que se espera que la tasa de infección diaria nacional supere los 10 mil por primera vez en lo que va de la pandemia.

Sin planes para suspender los juegos, el Gobierno está considerando expandir el estado de emergencia en Tokio para cubrir tres prefecturas cercanas, dijo la cadena NTV, citando a un funcionario no identificado del partido gobernante.

Japón también está considerando si extender la emergencia en Tokio y la isla sureña de Okinawa más allá de su final programado actual para el 22 de agosto, informó la emisora.

Los organizadores anunciaron 24 nuevos casos asociados con los juegos el jueves, ocho más que el día anterior, lo que eleva a 193 el número total de infecciones según lo informado por el comité organizador.

Los otros tres atletas que dieron positivo se quedaron en la Villa Olímpica, pero no se dieron más detalles sobre ellos. Hasta ahora, la mayoría de las infecciones relacionadas con los juegos se han producido entre residentes de Japón.

La infección de Kendricks también obligó al equipo de atletismo de Australia a aislarse brevemento, después de que se confirmó que uno de sus miembros era un contacto cercano del estadounidense. Todo el equipo fue autorizado a competir después de dar negativo al patógeno, informó el Sydney Morning Herald.