Tokio 2020

Taekwondo mexicano se va en blanco por primera vez en la historia de Juegos Olímpicos

Desde su aparición en el programa oficial en Sídney 2000, México sumaba 7 medallas de manera consecutiva. Briseida Acosta y Carlos Sansores perdieron en la primera ronda.

El taekwondo se ha convertido en una de las disciplinas deportivas olímpicas más exitosas para México. Sin embargo, Briseida Acosta y Carlos Sansores, los representantes mexicanos en esta disciplina, perdieron en la primera ronda, con lo que por primera vez en la historia nuestro país se va en blanco de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Desde su aparición en el programa oficial en Sídney 2000, México sumaba siete medallas de manera consecutiva, tres de estas por cuenta de la sinaloense María del Rosario Espinoza, incluida su medalla de oro en Beijing 2008, en la que Guillermo Pérez también ganó la presea dorada.

El taekwondo recibió la atención de las autoridades mexicanas desde 2000 para sacar los mejores talentos. Y había con qué para obtener al menos la octava medalla en esta disciplina, pues Carlos Sansores viene de ser subcampeón mundial de la disciplina, Por su parte, Briseida Acosta llegaba como campeona panamericana y sexta en el ranking mundial.


Eran cinco Juegos Olímpicos consecutivos para México con al menos una presea: Víctor Estrada, bronce en Sídney 2000; Óscar Salazar, plata en Atenas 2004; Iridia Salazar, bronce en Atenas 2004; María del Rosario Espinoza y Guillermo Pérez con sendos oros en Beijing 2008. Espinoza ganó el bronce en Londres 2012 y la plata en Río 2016, son los nombres de los guerreros nacionales.

Este arte marcial originario de Corea llegó a nuestro país en 1969, con el maestro Dai Won Moon, considerado el padre del taekwondo en México, quien introdujo la práctica de este deporte, que en un principio era conocido como “karate coreano”, debido a que la gente no recordaba el nombre o se le hacía difícil pronunciarlo.

Desde entonces, y a 51 años de su práctica en nuestro país, el taekwondo mexicano ha cosechado medallas en Copas del Mundo, Juegos Centroamericanos, Panamericanos, Mundiales Universitarios y por supuesto, en todas sus ediciones oficiales de Juegos Olímpicos.

Antes de entrar al programa oficial de competencias, el taekwondo se presentó como deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, en donde nuestro país conquistó tres metales de bronce gracias a las actuaciones de Mónica Torres, Manuel Jurado y Enrique Torroella. En Barcelona 92, también como deporte de demostración, México logró una medalla de oro con William de Jesús Córdoba y dos bronces con Mónica Torres y Dolores Knolle.