Nacional

Agricultura y Ejército le ‘echan una mano’ a Tláloc: inician bombardeo de nubes en Chihuahua

En caso de generar lluvias, los escurrimientos pueden ayudar a subir el nivel tanto de las presas como de las cuencas.

Con el país enfrentando condiciones de sequía extrema en algunas regiones, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural expandió su programa de bombardeo de nubes para generar lluvia a Chihuahua.

El programa, implementado con el apoyo de la Comisión Nacional de Zonas Áridas y la Fuerza Aérea Mexicana, consiste en la liberación de moléculas de yoduro de plata en las nubes lo que, en teoría, estimulará las precipitaciones.

En caso de generar lluvias, los escurrimientos pueden ayudar a subir el nivel tanto de las presas como de las cuencas, agregó la secretaría.

Los bombardeos abarcarán un área de dos millones de hectáreas que comprenden los municipios de Guerrero, Bocoyna, Carichí, Nonoava, Balleza, San Francisco del Oro, Huejotitán y Rosario.

“El objetivo es recuperar la humedad del suelo para propiciar el crecimiento de alimento para el ganado, la siembra de cultivos de temporal y, de forma colateral, se esperan escurrimientos hacia las presas”, dijo la secretaría en un comunicado.

Este mismo plan fue puesto en marcha en la zona metropolitana de Monterrey, que enfrenta la que se perfila para ser su peor crisis de agua de la historia.

La Secretaría de Agricultura indicó que se espera que este bombardeo sea ejecutado también en Sinaloa, Baja California, Sonora y la zona de La Laguna.