Nacional

AMLO acusa intereses electorales por revisiones a vehículos por parte del gobierno de Texas

El responsable de girar la orden de revisión, el gobernador Greg Abbott, ha hecho de la frontera su tema principal.

El presidente López Obrador consideró que las revisiones a los camiones de carga en la frontera fueron parte de la campaña del gobernador de Texas, Greg Abbott, para granjearse votos en las próximas elecciones de noviembre en Estados Unidos.

“Yo creo que el gobernador de Texas aspira a ser candidato del partido republicano, piensan que con eso van a ganarse simpatía”, señaló este lunes.

La orden de inspección de camiones de carga provenientes de México fue encomendada por Abott después de que el gobierno de Biden adelantara que las restricciones a las solicitudes de asilo en la frontera, que fueron impuestas por la pandemia, se levantarían el 23 de mayo.

Fue entonces que el gobernador, quien ha hecho de la frontera su tema principal y ha expresado su propósito de buscar la reelección en noviembre, procedió a aplicar una política de tolerancia cero al flujo de migrantes y drogas a través de los vehículos de carga.

El presidente calificó las acciones como “totalmente contrarias al libre comercio”, incluso las llamó “chicanadas” por parte del gobierno de Texas.

“Legalmente lo pueden hacer pero es muy vil ese proceder”, agregó.

Tras la presión ejercida por parte de los conductores, quienes tuvieron que esperar hasta 20 horas para cruzar de un país a otro, el gobierno texano derogó la orden, no sin antes firmar un acuerdo con el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, para aumentar la seguridad en la zona fronteriza.


“Esta es una facultad del gobierno federal. Sin embargo, dadas las circunstancias que se están dando, y cómo el tráfico de migrantes está fortaleciendo a los grupos criminales, es ahí donde el gobierno del estado está actuando con firmeza y con determinación”, declaró Cabeza de Vaca.

Sin embargo, Abbott no quitó el dedo del renglón y amenazó con restablecer las revisiones en caso de haber un repunte en los cruces de migrantes.

Obrador adelantó que su gobierno “no va a caer en ninguna provocación de nada” y espera que los funcionarios de Estados Unidos no vuelvan a incurrir en ese tipo de acciones tramposas con el objetivo de ganarse votos.