Nacional

¡De película! Empresarios turcos denuncian robo millonario en hotel 4 estrellas de la CDMX

Dos extranjeros procedentes de Turquía llegaron a la capital mexicana cargados con dinero y maletas llenas de joyas de plata y oro por un valor de casi 5 millones de pesos.

Lo que vivieron los turcos Anil Gulum y Mehmet Can Yasar en el hotel NH del Centro Histórico de la Ciudad de México da para hacer un guion cinematográfico. El final estaría en duda, pues los hechos dejan más preguntas que respuestas.

Se trata de un inusual robo que sufrieron los extranjeros, quienes una semana atrás llegaron a capital procedentes de Turquía cargados con dinero y maletas llenas de joyas de plata y oro, valuada en 235 mil dólares (4.7 millones de pesos).

Las víctimas dijeron ser empleados de la exportadora turca Fabor Kuyumculuk Turizm Insaat Gida Sanayi Ve Ticaret Limited Sirketi (Fabor Joyería, Turismo, Construcción, Industria, Alimentaria y Comercio, Sociedad Limitada).

Nadie se percató del robo

Ante la autoridad mexicana relataron haber sido asaltados con violencia (con el uso de armas de fuego), dentro del citado hotel, considerado de cuatro estrellas, sin que nadie se percatara o siquiera pudiera detectar a los ladrones.

Por ello, la policía ya analiza las cámaras de seguridad tanto del hotel, así como de establecimientos del Centro Histórico, y del sistema de videovigilancia de la ciudad C5, para dar con los responsables de este hecho.

Los robos en la Centro Histórico de la Ciudad de México son habituales. Incluso se ha sabido de los asaltos violentos, con armas de fuego y a plena luz del día, en los Centros Joyeros ubicados en esa zona de la capital.

Así fue el modus operandi

Pero lo que hace distinto este caso es que su planeación fue tan perfecta que los ladrones se dieron el lujo de utilizar a una mujer, supuestamente embarazada, para distraer la atención del personal del hotel y escapar como si nada.

Según el relato de las víctimas, de 39 y 30 años de edad, respectivamente, ellos llegaron a la Ciudad de México el día 8 de febrero del 2022, y se hospedaron en el Hotel NH Centro Histórico.

Dijeron que traían consigo varias maletas de mercancía siendo diversas piezas de joyería. Explicaron que en su mayoría eran pulseras, anillos, dijes, collares fabricados en un 85 por ciento de plata y el 15 por ciento de oro.

Advirtieron que el valor de la mercancía ascendía a 235 mil dólares, unos 4.7millones de pesos mexicanos, aproximadamente; además, traían 13 mil 200 dólares en efectivo, equivalente a 264 mil pesos mexicanos.

Explicaron que traían la mercancía para comercializarla en la Ciudad de México, lo cual ya no pudieron concretar debido a que tres días después de su llegada a la capital fueron asaltados dentro de la habitación 318 del citado hotel.

Detallaron que eran las 19:00 horas, aproximadamente de aquel día cuando uno de ellos bajó a la recepción para recoger una valija la cual se encontraba vacía y una bolsa de plástico.

Señalaron que al subir y al estar abriendo la puerta de la habitación, sintió que alguien lo empujó hacia adentro del cuarto y de reojo ve que son tres sujetos. Agregó que lo tiraron al piso, lo amarraron y le pusieron un calcetín en la boca.

La huida

Aseguró que también sometieron a su compañero. A ambos los pusieron boca abajo al tiempo que los tres desconocidos comenzaron a revisar la habitación y de pronto escaparon del lugar.

Las víctimas dijeron que al ya no escuchar se trata de incorporaron y lograron desatarse y de inmediato llamaron a la recepción para informal de lo sucedido. Luego de 10 minutos subió personal del hotel.

Para entonces la policía ya estaba en la recepción por lo que las víctimas narraron lo sucedido y junto con los uniformados regresaron a la habitación donde abrieron una maleta que se había quedado y mostraron qué tipo de mercancía les robaron.

Junto a dicha maleta uno de los turcos encontró un arma de fuego, la cual entregó a uno de los policías.

Los presuntos ladrones

El apoderado legal del Hotel dijo a la policía estar en disposición de colaborar con la autoridad mediante protocolos legales, pero de adelantó que, de acuerdo al sistema de monitoreo, los sujetos huyeron en una camioneta blanca de modelo reciente, vidrios polarizados y sin placas.

En tanto, el gerente del Hotel relató que la habitación 319, ubicada junto a la de los turcos, fue rentada por una mujer la cual se registró con el nombre de Patricia Camacho García con fecha de nacimiento 23 de noviembre de 1974.

Abundó que la mujer estaba acompañada de un sujeto el cual no proporcionó nombre ni mostró identificación.

Dijeron que la pareja llegó el día 9 de febrero a las 05:30 am y pagaron en efectivo, que cada día que se vencía la habitación pagaban y cubrieron la cuota hasta el día 11 de febrero.

Explicó que el día del robo la mujer y su acompañante estaban en el lobby bar y de pronto la mujer se desmayó, por lo que el personal de seguridad se abocó a su atención por lo que no se percataron del robo ni de la salida de los ladrones.

Pasados unos minutos la mujer dijo sentirse bien y de inmediato se fue del lugar para ya no regresar. Es justo en ese momento en que en la recepción se recibió la llamada de la habitación 318 dando cuenta del robo.

El personal del hotel dijo que para ingresar al piso 3, donde está la habitación afectada, se tiene que usar el elevador el cual funciona únicamente con la tarjeta que se le entrega a los huéspedes, siendo la única forma de subir.

Hasta el momento se desconocer el pasadero de las joyas y la identidad de los ladrones.