Nacional

Durango, Michoacán y Nayarit se suman al programa de regularización de autos chocolate

Son 10 las entidades en donde entró en vigor el decreto para la regularización de los vehículos usados importados.

El programa de regularización de vehículos usados importados contenido en el decreto propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se formalizó esta semana en tres entidades más de las siete establecidas, Durango, Michoacán de Ocampo y Nayarit, informó este viernes la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez.

“Esta semana se formalizó el inicio de una nueva etapa al sumarse tres entidades más a este beneficio, estos son Durango, Michoacán y Nayarit”, anunció la funcionaria.

El decreto publicado desde octubre del año pasado entró en vigor a partir de este miércoles 19 de enero y hasta el 20 de julio de este año en las diez entidades con mayor incidencia: Baja California, Baja California Sur, Durango, Sonora, Nayarit, Michoacán de Ocampo, Coahuila de Zaragoza, Tamaulipas, Chihuahua y Nuevo León.

Con la normativa se busca evitar que los “vehículos sean usados por bandas criminales y de forma anónima, y que haya falta de certeza jurídica de muchas familias que los utilizan para sus actividades diarias”, dijo Rodríguez.

Tan solo en Chihuahua, el 80 por ciento de los 119 mil 500 autos irregulares, sin placas expedidas por la autoridad, han estado relacionados con casos de homicidios dolosos.

“Este tipo de unidades circulan en todos lados, debemos sacarlas del anonimato y dar con los responsables de la violencia”, precisó la secretaria.

De acuerdo con la nueva disposición, solo los automotores que se encuentren de este lado de la frontera y que tengan más de cinco años de antigüedad estarán sujetos al pago de 2 mil 500 pesos para cumplir con la documentación correspondiente, como su inscripción en el Registro Público Vehicular (Repuve).


Los recursos obtenidos a partir de este cobro, serán invertidos en la reparación de baches en los lugares donde está vigente esta norma.

“La cooperación de los 2 mil 500 pesos queda en los estados y en los municipios para que estos recursos se utilicen en mejorar las calles, eso es importante también que la ciudadanía lo sepa, de que es una cooperación y que queda para beneficio del municipio”, aclaró López Obrador.