Nacional

Pruebas COVID-19: ¿Cuál hacerte si sospechas de ómicron y cuánto cuestan?

Ante el repunte de casos, las personas acuden a realizarse pruebas COVID-19, pero ¿cuál te conviene? Aquí te explicamos.

Las pruebas de COVID-19 son clave para despejar dudas, recibir atención médica oportuna y evitar más contagios.

Sin embargo, cuando se registra un repunte de casos, como el que actualmente vivimos en México y gran parte del mundo, surge la duda su una persona tuvo o es portadora del virus.

Además, a dos años del inicio de la pandemia, aún hay dudas sobre qué tipos de pruebas de COVID-19 hay, cuál se debe realizar dependiendo de cada caso, así como el costo.

Con la finalidad de solucionar las dudas, aquí te vamos a contar cuántos tipos de pruebas existen, cuál puedes aplicarte, su costo y qué hacer en caso de que el resultado sea positivo al virus SARS-COV2.

¿Cuáles son las pruebas de COVID-19 y sus diferencias?

Empecemos por definir qué necesitas: una prueba serológica, que sirve para saber si te dio coronavirus en el pasado o si requieres una prueba de detección del virus.

Las pruebas serológicas funcionan para determinar si una persona tuvo el virus en su organismo en el pasado.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “las pruebas serológicas no se deben utilizar para diagnosticar la infección aguda por SARS-CoV-2, dado que los anticuerpos se desarrollan algunas semanas después de la infección”.


Por esa razón, si lo que buscas es saber si actualmente eres portador del virus, deberás acudir por una prueba de detección.

La Secretaría de Salud recomienda dos pruebas de COVID-19: la PCR y de antígenos.

Una prueba tipo PCR es en la que personal capacitado realiza un exudado faríngeo o nasofaríngeo. Es decir, introducen un hisopo en tu nariz (y en tu boca) para recolectar muestras que se analizarán para determinar si eres portador del virus.

En el caso de las pruebas PCR se recomienda realizar una luego de cumplir dos días con los síntomas de COVID-19.

Ahora hablemos de las pruebas de antígenos o rápidas. Desde el 28 de septiembre de 2020, la OMS dio su aval para el uso de este tipo de exámenes y a partir del 11 de noviembre del mismo año la Cofepris (Comisión Federal Contra Riesgos Sanitarios) autorizó su uso en México.

La dependencia mexicana detalla que estas pruebas detectan “moléculas específicas de este virus, causante de COVID-19, los cuales están presentes cuando existe una infección activa, es decir, cuando la persona está enferma en ese momento”.

Se les conoce como pruebas rápidas porque se pueden practicar en consultorios, centros de salud o kioscos y los resultados están disponibles en minutos.

Uno de los detalles de este tipo de exámenes médicos que que “no son para uso en casa o auto-aplicación por la persona enferma”.

Además, solo funcionan cuando se toma una muestra entre los primeros siete días en los que se presentan síntomas de COVID-19.

¿Qué prueba se recomienda según cada caso?

“Las pruebas de antígeno para diagnóstico de COVID-19 se indican en personas con síntomas que corresponden a un caso con sospecha de COVID-19 y con menos de una semana de evolución de iniciados los síntomas”, explica Cofepris.

Sin embargo, este tipo de exámenes solo se consideran precisos cuando se siguen las instrucciones al pie de la letra.

Debido a que es posible tener resultados erróneos, es recomendable practicarse una PCR para verificar el resultado.

¿Cuánto cuestan?

Antes de que prepares la cartera, debes saber que hay casos en los que se pueden hacer pruebas de COVID-19 gratuitas.

Por ejemplo, autoridades de la Ciudad de México abrieron módulos en centros comerciales, que puedes consultar en este enlace.

También puedes acudir a uno de los 117 centros de salud y a los quioscos que se han instalado para la aplicación de estos exámenes.

Durante este nuevo repunte de casos confirmados, se ha incrementado el número de personas que acuden a estos sitios para practicarse una prueba.

Además de esos lugares, hay laboratorios, farmacias o tiendas de autoservicio en los que se pueden aplicar pruebas de COVID-19.

Tiendas como Walmart han habilitado espacios para la aplicación, donde se cobra 199 pesos por casa prueba. Otra cadena de autoservicio que ofrece este servicio es Soriana, donde se ofrecen pruebas rápidas en 489 pesos, mientras que las tipo PCR están en 2,990 pesos.

Los Laboratorios Salud digna ofrecen citas por internet para la aplicación de pruebas COVID. Su costo va de los 200 pesos por la de antígenos a los 950 por la PCR.

En farmacias como San Pablo o Del Ahorro se ofrecen estas pruebas desde 338 pesos.

Para consultar las sucursales en las que hay disponibilidad, te recomendamos ingresar a los sitios web de cada establecimiento.

¿Y si sale positiva?

Una vez que recibas los resultados, lo mejor será buscar atención médica, puesto que es la mejor forma de saber cómo tratar la enfermedad.

Además de seguir las instrucciones de un médico, debes aislarte con el objetivo de no contagiar a otras personas, así como extremar medidas de higiene.

De acuerdo con los Centros de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), si una persona obtiene un resultado negativo, lo mejor es mantener las medidas —lavado frecuente de manos, uso de cubrebocas, respetar la sana distancia— para protegerse.