Nacional

Tribunal revoca amparo: La casa de Lozoya se queda en resguardo

La FGR mantendrá el resguardo de dicha residencia para evitar cualquier otro tipo de transacción inmobiliaria.

Un tribunal federal revocó el amparo que había logrado Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, contra el aseguramiento de su residencia ubicada en Lomas de Bezares, alcaldía Miguel Hidalgo.

El efecto de la resolución es que la Fiscalía General de la República (FGR) mantenga el resguardo del inmueble y con ello se evite su renta, venta o cualquier otro tipo de transacción inmobiliaria.

De acuerdo con las investigaciones de la FGR, dicha residencia fue adquirida por Lozoya en 34 millones de pesos, dinero que el ex colaborador de Enrique Peña Nieto obtuvo de manera ilícita.

En el expediente de la FGR se advierte que Lozoya participó en 2012 en la campaña de Enrique Peña Nieto, y luego, durante el periodo de transición, fue el representante para asuntos internacionales.

Según la denuncia contra Lozoya, entre junio y noviembre de 2012 Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA) hizo cinco depósitos por 3.4 millones de dólares a una cuenta de la empresa Tochos Holding.

Dijo que se trataba de dinero para un soborno a Emilio Lozoya quien debía gestionar ante Pemex la compra de la fábrica de fertilizantes AgroNitrogenados. Y en efecto, la petrolera adquirió dicha planta (pese a que estaba en condiciones de chatarra), a un sobreprecio de más de 200 millones de dólares.

La FGR hizo ver que la beneficiaria de la cuenta de Tochos Holding era Susana Lozoya, hermana de Emilio Lozoya, y advirtió que parte del dinero depositado, se utilizó para adquirir una propiedad, con el fin de ocultar el origen ilícito.


Según la FGR el inmueble que adquirió Lozoya se ubica en Ladera 20, Interior 11, La Retana, en Lomas de Bezares, alcaldía Miguel Hidalgo. La propietaria era María del Carmen Ampudia Cárdenas.

“Resulta notorio que los recursos adquiridos no provienen de relaciones comerciales, sino de actos de corrupción, con base en una estratagema de triangulación de recursos tanto a nivel nacional como internacional”, dijo la FGR.

Por ello, al considerar que el inmueble fue adquirido con recursos de procedencia ilícita, fue asegurado con el fin de garantizar la reparación del daño.

Lozoya se amparó contra dicho aseguramiento y, aunque en principio ganó el amparo y un Juez ordenó la liberación del inmueble; este miércoles se notificó que el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México revocó esa decisión y ordenó mantener el aseguramiento de la propiedad.