Nacional

El mercado hipotecario de México es ‘inmune’ al COVID-19

Una análisis de BBA México muestra el dinamismo en el sector durante el primer semestre de 2021.

El mercado hipotecario en el país se aceleró 26 por ciento a junio de 2021, de acuerdo con el economista en jefe de BBVA México, Carlos Serrano.

En monto, la banca colocó 38.9 por ciento más que en el primer semestre de 2020 y 16.3 por ciento más que en mismo periodo de 2019.

Al presentar el informe “Situación Inmobiliaria México”, Serrano indicó también que el rezago habitacional se redujo en 543 mil viviendas del 2018 al 2020, algo no visto en más de 10 años.


“Un dato interesante, es que en 2020, 543 mil viviendas salieron del rezago habitacional por primera vez durante toda la década pasada. De las 32 entidades, 25 vieron una disminución de viviendas en rezago habitacional, destacando Chihuahua, Estado de México, Guerrero, Jalisco y Oaxaca”, detalló.

Mientras que el mercado hipotecario se disparó 16.8 por ciento en el número de créditos, y 26.1 por ciento en el monto otorgado de enero a junio de 2021 con respecto al mismo periodo del año previo.

Al comparar con 2019, el avance del crecimiento fue de 8.2 por ciento en créditos y 9.2 por ciento en monto. La banca comercial ha otorgado 66.7 mil créditos durante este semestre, cuyo monto asciende a 118.1 mil millones de pesos, indicó.

El informe correspondiente al segundo semestre de 2021 destacó el dinamismo del mercado hipotecario, en donde la demanda por créditos hipotecarios crece en los segmentos medio y residencial, aunque el de interés social sigue deprimido.


Al mismo tiempo, el monto de la hipoteca promedio subió en el caso de la banca: supera los 1.7 millones de pesos constantes.

Las favorables características de los créditos hipotecarios bancarios han llevado a que se incremente la demanda por vivienda, según el informe.

Cada año entre 2010 y 2020 la banca comercial otorgó más de 100 mil créditos para adquirir vivienda, ya sea nueva o usada. Durante este periodo, la tasa de interés promedio ponderada para créditos de adquisición pasó de 12.2 por ciento a 8.9 por ciento, y el plazo promedio prácticamente alcanzó los 20 años.

“Nunca antes habían existido mejores condiciones para obtener un crédito hipotecario y sigue siendo por ello, buen momento para adquirir un crédito”, indicó.