Mis Finanzas

¿Tienes un crédito Infonavit y tu vivienda fue dañada por un desastre natural? Hay un seguro que te dejará dormir

A partir de la fecha del incidente, tienes dos años para hacer uso del beneficio.

Si tienes un crédito vigente del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores del Estado (Infonavit) y estás al corriente, puedes hacer válido un seguro contra daños por desastres naturales. Te contamos los detalles.

A partir de la fecha del incidente, tienes dos años para hacer uso del beneficio y si no estás al corriente en los pagos tendrás que firmar un convenio de regularización.

Esta protección no aplica para el Crédito Mejoravit, ni para ampliaciones o remodelaciones hechas después de que te fue otorgado el crédito.

Por otro lado, si tu crédito está cofinanciado con una institución bancaria, el seguro solo aplica para el monto que está contratado por el instituto.

¿Cómo puedo solicitarlo?

Las personas que quieran acceder al seguro deberán ingresar al portal web del Infonavit y llenar el formato de Reporte de daños en la opción “tengo un crédito”.

En el caso de que más de una vivienda haya resultado afectada, deberás acudir a las oficinas del Infonavit en tu localidad o realiza tu reporte en el sitio web, para lo cual necesitarás tu número de crédito, dirección y datos de contacto. Posteriormente se agendará la visita de un ajustador para calcular el costo de los daños.

¿Qué cubre el seguro?

Los daños que cubre el seguro se clasifican en dos tipos: pérdida total, cuando no es posible habilitar la vivienda y el Infonavit liquida el crédito, y pérdida parcial, donde los daños son menores y el beneficiario recibe una orden de pago con el monto para cubrir las reparaciones.


Estos son los riesgos cubiertos:

- Incendio

- Terremoto

- Erupción volcánica

- Desplazamiento de terreno (siempre que se presente de manera súbita e Imprevista)

- Inundación

- Explosión

- Huracán

- Ciclón

- Granizo y/o nieve

- Vientos tempestuosos

- Objetos caídos de aviones

- Caída de árboles

Estos son los daños causados o resultantes que no cubre el seguro:

- El desarrollo de la construcción del bien asegurado

- Deficiencia o defecto en la construcción de la vivienda

- Los materiales usados para construcción, remodelación de la vivienda

- Daños en vivienda por falta de mantenimiento, entre otros