Nacional

Conflicto jubilados del IMSS: Gobierno le ‘echa la bolita’ al Congreso y a la Corte

El presidente López Obrador señaló que se deberán revisar las condiciones en las que se firmaron los contratos y, de tratarse de una causa justa, se les apoyaría.

Tras las protestas de una comisión de jubilados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en las afueras de la Secretaría de Gobernación, autoridades del gobierno instalaron una mesa de diálogo para revisar detenidamente la situación correspondiente a las subcuentas de las Afores en materia de cesantía y vejez.

En dicha mesa, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, y Zoé Robledo, director general del IMSS, coincidieron que dicha problemática de tipo laboral no se resuelve solo con la voluntad política, pues se trata de un tema netamente de tipo judicial y legal.

Sánchez Cordero explicó que en un sistema de competencias el gobierno federal tiene sus límites, las cuales son la ley en la materia emitida por el Congreso de la Unión y la jurisprudencia establecida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).


Ante esta situación, la titular de la dependencia confesó que los únicos dos caminos viables para solucionar esta problemática son el juicio de amparo directo para que la SCJN emita una nueva jurisprudencia; o una reforma en la materia impulsada desde el Congreso de la Unión.

Es decir, “la solución a su petición se encuentra en la SCJN y en el Congreso de la Unión”, subrayó Sánchez Cordero.

Por su parte, el director general del IMSS, Zoé Robledo, reiteró que la petición de los y las extrabajadores está fuera de las atribuciones del instituto, a lo que muchas organizaciones estuvieron de acuerdo y reconocen que no son las competencias del Seguro Social.

“Está fuera de las atribuciones del IMSS. Muchas organizaciones estuvieron de acuerdo y reconocen que no son las atribuciones del Seguro Social”, destacó Robledo.

Durante este lunes, los jubilados instalaron campamentos callejeros para obstruir la circulación vehicular en el Paseo de la Reforma y varias arterias de la CDMX para exigir que se les devuelvan los ahorros correspondientes a la subcuenta de la Afore.