Nacional

¿Qué hay detrás de las quejas contra México por el T-MEC? Esto dice Kenneth Smith

El exjefe negociador del T-MEC indicó en La Silla Roja las intenciones que podrían estar detrás de la queja contra la planta de General Motors en Guanajuato.

El exjefe negociador del T-MEC, Kenneth Smith, indicó en La Silla Roja las intenciones que podrían estar detrás de la queja contra la planta de General Motors en Guanajuato por irregularidades en el proceso de votación de los empleados sobre un contrato colectivo de trabajo.

“México tiene una capacidad productiva enorme, de adopción de tecnología, de trabajadores de gran nivel que ganan récords a nivel mundial de eficiencia de producción, tanto las armadoras como las autoparteras, y esto, desde el inicio del TLCAN, ha representado una amenaza para los sindicatos de Estados Unidos“, detalló el experto en entrevista para La Silla Roja.

“Hay que ver esto con ojos muy claros y objetivos, y entender que los sindicatos de Estados Unidos, a pesar de lo que digan, su última preocupación es el bienestar de los trabajadores mexicanos, en realidad, ellos están cumpliendo con una función que es buscar mecanismos para reducir la competencia de productos mexicanos“, agregó en la charla con Enrique Quintana, Víctor Piz y Leonardo Kourchenko.


Detalló que para evitar abusos por parte de los sindicatos de Estados Unidos en el uso del mecanismo de solución de controversias que ofrece el T-MEC, deben intervenir los Gobierno de EU y México.

“Los Gobiernos tienen que analizar la información, ver si se cumplen los criterios y no desvirtuar el sistema”, detalló.

La planta de fabricación de camionetas de General Motors ubicada en la zona del bajío de México se vio envuelta en un conflicto laboral después de que las autoridades hallaron irregularidades en el proceso de votación de los empleados sobre un contrato colectivo de trabajo.

Las secretarías de Economía y de Trabajo y Previsión Social informaron esta semana que recibieron la solicitud formal de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR) para que se realice una revisión sobre la supuesta denegación de derechos a los trabajadores de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato.


La Secretaría del Trabajo de México señaló que suspendió la votación dirigida por el sindicato en la planta de Silao, Guanajuato, después de que encontraron boletas no usadas destruidas. Cuando solicitó al sindicato entregar para su inspección los votos que ya se habían emitido, este se negó, según un informe preliminar de la dependencia federal.

El sindicato automotriz dijo en un comunicado que la votación fue cancelada después de que las autoridades no pueden garantizar las condiciones satisfactorias.