Mundo

Ataques de Israel dejan más de 5 mil muertos en Franja de Gaza

Según cifras del Ministerio de Sanidad de la Franja de Gaza, del total de fallecidos, el 40 por ciento son niños y un 22 por ciento son mujeres o ancianos.

Al menos 5 mil 087 personas han muerto en la Franja de Gaza tras los bombardeos israelíes en represalia por el ataque terrorista del grupo islamista palestino del 7 de octubre, que dejó unos mil 400 muertos y 222 secuestrados.

Del total de fallecidos en Gaza, según cifras difundidas este lunes por el Ministerio de Sanidad de la Franja, el 40 por ciento son niños y un 22 por ciento son mujeres o ancianos.

A estas cifras se unen, además, las 15 mil 273 personas que debieron recibir atención médica en el enclave palestino desde el comienzo de la guerra con Israel.

Según informó hoy el portavoz de Sanidad en Gaza, Ashraf al Qudra, los bombardeos israelíes de las últimas horas dejaron 436 nuevos muertos, la mayoría de ellos en la zona sur de la Franja.

Mientras que el Ejército israelí anunció este lunes que durante las últimas 24 horas atacó más de 320 objetivos de Hamás y del grupo Yihad Islámica Palestina y comunicó que sus tropas también habían atacado a milicianos desde dentro del enclave, en una zona adyacente a la valla divisoria en la cual operan desde hace días.

El portavoz del Ministerio de Sanidad gazatí indicó este lunes que las autoridades han sido alertadas sobre la posible presencia de mil 500 personas bajo los escombros causados por los ataques aéreos israelíes, y destacó que el listado de fallecidos en la Franja incluye a por lo menos 57 miembros del personal médico.


Desde el comienzo de la guerra, la tensión se ha intensificado también en Cisjordania ocupada, donde al menos 95 palestinos han perdido la vida en choques con las fuerzas israelíes y colonos en la zona.

Las cifras se dan a conocer tras el ataque aéreo contra el Hospital al-Ahli en Gaza del que ninguna de las partes se ha hecho responsable. Si bien autoridades de la Franja han señalado a Israel como el autor de la tragedia que dejó al menos 500 personas fallecidas, el Ejército hebreo afirma que se trató de una explosión de menor envergadura en el patio del recinto, que se estaba usando como aparcamiento, causada por la caída accidental de un cohete lanzado desde las cercanías por el grupo Yihad Islámica.

El pasado 18 de octubre, Daniel Hagari, portavoz del Ejército israelí, concedió que pudo haber muertos entre personas refugiadas en el recinto, pero aseguró que el edificio no sufrió daños y que las cifras difundidas por el Ministerio de Sanidad de Gaza están “infladas”, aunque rehusó dar estimaciones propias.

También lee: