Mundo

Tiroteo en Buffalo: Joven acusado comparece ante la Corte

El abogado del joven tirador presentó una declaración de inocencia.

El joven blanco acusado de matar a tiros a 10 personas negras en un supermercado en Buffalo debe comparecer ante una corte en las próximas horas este jueves, mientras el FBI y otras autoridades siguen investigando si se trata de un crimen de odio racial y un acto de terrorismo.

Payton Gendron, de 18 años, difundió el ataque en vivo a una plataforma en línea mediante una cámara colocada en su casco, antes de entregarse a la policía frente a la tienda de alimentos. Poco antes del ataque del sábado pasado, envió cientos de páginas escritas a grupos de discusión en línea en las que detalló sus planes para el asalto y su motivación racista.

Los documentos examinados por los investigadores incluyen un diario íntimo que escribía en la plataforma de chateo Discord.

En su comparecencia inicial, el abogado de oficio de Gendron presentó una declaración de “inocente” en nombre de Gendron.

La masacre en el supermercado Tops estremeció a una nación acostumbrada a las masacres. Todas menos dos de las 13 personas baleadas eran negras. En sus escritos en línea, Gendron dijo que planificó el asalto debido a la atracción que ejerció sobre él la ideología supremacista blanca que conoció en internet.

El diario dice que Gendron planificó su ataque en secreto, sin ayuda ajena, pero Discord confirmó el miércoles que unos 30 minutos antes del asalto envió una invitación a un grupo pequeño de personas para que pudieran acceder a sus escritos íntimos.

Algunos aceptaron la invitación. No estaba claro cuántos leyeron los escritos o se conectaron para ver el asalto en vivo. Tampoco estaba claro si alguien trató de alertar a la policía.


El jefe de la policía de Buffalo, Joseph Gramaglia, ha dicho que los investigadores trataban de obtener, verificar y revisar los escritos publicados por Gendron en internet.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, autorizó a la procuradora Letitia James a investigar las plataformas de redes sociales utilizadas por Gendron para determinar si correspondía acusarlas de “proveer una plataforma para planificar y promover la violencia”.

El joven que mató a tiros a 10 personas había estudiado la composición demográfica de la zona y quería atacar un lugar donde hubiera alta concurrencia de personas afroamericanas, y llegó al lugar por lo menos un día antes para hacer reconocimiento del local, informaron autoridades el domingo.

Luego de la transmisión en vivo, Twitch dijo en un comunicado que paró el evento de Gendron “menos de dos minutos después de que comenzara la violencia”.

Pero imágenes de la plataforma Twitch parecen mostrar un insulto racista grabado en el fusil que usó en el ataque junto con el número 14, posible referencia a un lema de supremacistas blancos.

Una investigación preliminar determinó que Gendron veía portales de internet de supremacistas blancos y teorías conspirativas racistas, y había estudiando la masacre de Christchurch en Nueva Zelanda en el 2019 y la masacre en Noruega en el 2011, indicó la fuente.

La teoría del gran reemplazo

Una ideología racista difundida a través de la internet podría ser uno de los detonantes del tiroteo en un supermercado de Buffalo en el que murieron diez personas. La mayoría de las víctimas fueron personas afrodescendientes.

La teoría del reemplazo blanco es una teoría conspirativa según la cual hay un complot para reducir la influencia de las personas blancas.

Sus creyentes dicen que se consigue ese objetivo a través de la inmigración de personas que no son blancas y que se incorporan a una sociedad dominada por los blancos, y del factor demográfico, ya que las tasas de nacimiento de los blancos son más bajas que las de otras poblaciones.

Los adherentes más racistas a esta teoría conspirativa creen que los judíos están detrás de este plan de sustitución: los nacionalistas blancos que participaron en una manifestación que se tornó violenta en Charlottesville (Virginia) en el 2017 coreaban las consignas “¡no nos reemplazarán!” y “¡los judíos no nos reemplazarán”.

Una visión más difundida en Estados Unidos plantea que los demócratas alientan la inmigración de América Latina con fines electorales, según Mark Pitcavage, investigador del Centro sobre Extremismos de la Liga Contra la Difamación.