Mundo

Gobierno de EU busca tumbar de emergencia ley radical antiaborto de Texas

El Departamento de Justicia dijo que la ley ya está teniendo un efecto adverso en las mujeres de Texas, así como en los proveedores de servicios de aborto en los estados vecinos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos solicitó una orden judicial de emergencia para bloquear la ley restrictiva contra el aborto en Texas, la primera de lo que probablemente será una larga batalla legal que llegara hasta la Corte Suprema.

La solicitud de 47 páginas, presentada en un tribunal federal en Austin el martes por la noche, busca una orden de restricción temporal o una orden judicial preliminar que detenga la aplicación de la ley, conocida como Proyecto de Ley 8 del Senado de Texas.

Este proyecto de ley prohíbe casi todos los abortos después de la sexta semana de embarazo, lo cual es antes que muchas mujeres se enteren de que están embarazadas.


La ley autoriza a los ciudadanos a demandar a las personas que realicen o ayuden en el procedimiento, permitiéndoles cobrar al menos 10 mil dólares más honorarios legales si llegan a tener éxito en la corte.

“Estados Unidos tiene la autoridad y la responsabilidad de garantizar que Texas no pueda aislarse de la revisión judicial por sus violaciones constitucionales y de proteger los importantes intereses federales que la SB 8 perjudica”. Dijo el gobierno de Estados Unidos en la presentación del martes.

Esta medida se presenta cuando el Departamento de Justicia se encuentra con una presión cada vez mayor por parte del presidente Joe Biden, los demócratas del Congreso y los defensores de los derechos reproductivos de las mujeres.

El Departamento de Justicia dijo que la ley ya está teniendo un efecto adverso en las mujeres de Texas, así como en los proveedores de servicios de aborto en los estados vecinos. Desde que la SB 8 entró en vigencia, las clínicas en Tulsa y Oklahoma City han visto un asombroso aumento general del 646 por ciento de pacientes texanos.

La Corte Suprema se negó a principios de este mes a bloquear la medida, como lo solicitaron los proveedores de servicios de aborto en Texas, mientras se impugna en los tribunales inferiores.

“La ley es claramente inconstitucional bajo el precedente de la Corte Suprema”, dijo el fiscal general Merrick Garland en una conferencia de prensa.