Mundo

La caída de Elizabeth Holmes, la multimillonaria que engañó al mundo y hoy enfrenta juicio por fraude

Fue llamada la ‘próxima Steve Jobs’, pero hoy enfrenta un juicio por fraude por la empresa de biotecnología que fundó cuando tenía 19 años.

Elizabeth Holmes, “la mujer multimillonaria más joven del mundo que se hizo a sí misma” que alguna vez proclamó la revista Forbes, y que fue llamada la “próxima Steve Jobs”, hoy enfrenta un juicio por fraude por la empresa de biotecnología Theranos. Ahora podría pasar hasta 20 años en prisión de ser encontrada culpable.

La emprendedora, que impresionó a sus 19 años a Silicon Valley, enfrentará a la justicia de Estados Unidos tras defraudar a cientos de inversionistas. El juicio federal iniciaría en California en julio de 2020, pero fue aplazado debido a la pandemia y por el embarazo de Holmes. El 31 de agosto arrancó el proceso con la interrogación de 200 miembros del jurado.

Sus abogados argumentarán que su exnovio y socio comercial, Ramesh Balwani, abusó sexualmente de ella y la controló emocionalmente, dañando su estado mental. Balwani, de 56 años, quien enfrenta los mismos cargos de fraude, calificó las acusaciones de “indignantes”. Dependerá de un jurado decidir si Holmes engañó a todo mundo.


Ascenso y caída

En 2013, la joven estadounidense cautivó a propios y extraños con una tecnología que –en teoría– ella misma había desarrollado y prometía realizar cientos de análisis clínicos a partir de una sola gota de sangre.

En 2014, Elizabeth Holmes, que entonces tenía 30 años, estaba en la cima del mundo. Había abandonado la Universidad de Stanford, y fundó Theranos, valuada en 9 mil millones de dólares, por supuestamente provocar una revolución en el diagnóstico de enfermedades.

Con unas gotas de sangre, Theranos prometió que su prueba de Edison podría detectar enfermedades como el cáncer y la diabetes rápidamente sin la molestia de las agujas. Multimillonarios como Henry Kissinger, Rupert Murdoch y hasta el empresario mexicano Carlos Slim invirtieron en la firma.

En 2015, Elizabeth Holmes ocupó el primer lugar en la lista de Forbes de “Las 50 mujeres más ricas que se han hecho a sí mismas”, tres años después fue acusada de defraudar a inversores. La tecnología que promocionaba no funcionaba en absoluto. En 2018, la prometedora empresa que fundó se había derrumbado.

Un informe condenatorio publicado en 2016 por The Wall Street Journal, alegaba que la compañía era, en efecto, una farsa, que su tecnología tan alabada era en realidad defectuosa y que Theranos administró casi todos sus análisis de sangre utilizando equipos de la competencia.

El artículo del diario estadounidense cimbró a todo Silicon Valley, donde Holmes se había convertido en una figura casi universalmente elogiada. Entonces, la empresaria permaneció en gran parte escondida en una sala de conferencias, rodeada por su círculo íntimo.

Holmes adornó las portadas de Fortune, Forbes y la revista de negocios Inc., entre otras publicaciones. Apareció en The New Yorker y en un segmento de Charlie Rose. En ese proceso, la emprendedora acumuló un patrimonio neto de alrededor de 4 mil millones de dólares.

Elizabet Holmes, ahora de 37 años, enfrenta hasta 20 años de prisión si es declarada culpable de los 12 cargos de fraude en su contra. Sus abogados han informado que ella podría optar por tomar el estrado en su propia defensa, una decisión inusual pues se presta a que los acusados sean contrainterrogados por los fiscales.