Mundo

Veteranos deportados podrán regresar a EU

El nuevo plan presidencial permitirá a los exsoldados extranjeros deportados y a sus familias inmediatas recibir todos los beneficios como veteranos de guerra.

WASHINGTON, D.C.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró el Día de la Independencia con una nueva política migratoria que permitirá el regreso a la Unión Americana de aquellos veteranos de guerra deportados y de sus familias, la mayoría de ellos de origen mexicano y algunos de los cuales han permanecido décadas fuera del país.

El nuevo plan presidencial permitirá a los exsoldados extranjeros deportados y a sus familias inmediatas recibir todos los beneficios como veteranos de guerra: tendrán acceso a un plan de salud, incluida la vacuna contra COVID, además de recibir apoyo económico y ayuda para hacerse ciudadanos.

“Es la mejor noticia que el país podría recibir este 4 de julio”, comentó Domingo García, presidente de LULAC, la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos, el grupo hispano más antiguo de Estados Unidos. “Un soldado que ha servido fielmente y con lealtad al país nunca debe ser sometido a la vergüenza de ser deportado”, aseguró.

Aunque el gobierno federal no ofreció cifras del número potencial de beneficiarios del programa, grupos de apoyo a migrantes han documentado que la mayoría vive en México, en especial en albergues en las ciudades de Tijuana y Ciudad Juárez, aunque muchos son ciudadanos de más de una veintena de países como India o Kenia.

Desde 1996, Estados Unidos inició la deportación de veteranos de guerra que eran residentes legales que habían combatido en las guerras de Vietnam, en las dos guerras del Golfo, Kosovo, Irak y Afganistán.

Los inmigrantes deben ser residentes legales para ingresar a las Fuerzas Armadas, pero si no se naturalizan pueden ser deportados automáticamente por “delitos agravados”. Muchos de los deportados tuvieron que abandonar a sus familias en la Unión Americana y regresar a un país con el que guardan pocos vínculos y muchas veces sin hablar su idioma natal.

Pese a que, desde los ataques del 11 de septiembre, los soldados nacidos en el extranjero tienen derecho a un proceso expedito de naturalización, el proceso no fue una prioridad en la administración Trump.

Por instrucciones del presidente Biden, los Departamentos de Seguridad Interior (DHS) y de Veteranos (VA) identificarán ahora a los exsoldados deportados para asegurar que pueden obtener los beneficios, empezando por ser vacunados contra el COVID-19.

Sin embargo, la noticia generó una mezcla de entusiasmo y escepticismo entre los miembros de grupos de apoyo a veteranos. “Ya era hora de rectificar esta vergonzosa situación”, se señaló la página de Deported Veterans Support House, que opera en Tijuana. “No cantemos victoria. (Biden) dice muchas cosas y no les da seguimiento. Esperemos a ver”, agregaron.

Antes de la celebración, Biden encabezó el viernes una ceremonia de naturalización de 21 nuevos ciudadanos de 16 países. Ninguno era de México. “Gracias por elegir convertirse en ciudadanos de Estados Unidos, creyendo que somos merecedores de sus aspiraciones y de sus sueños”, les dijo.