Mundo

EU ha logrado ‘independizarse’ del coronavirus: Biden

Si bien el virus no ha sido vencido, ya no controla nuestras vidas, aseguró el presidente de Estados Unidos.

Un presidente triunfante, Joe Biden, casi anunció el fin de la pandemia en los Estados Unidos este domingo, celebrando lo que llamó una campaña de vacunación “heroica” en el feriado del Día de la Independencia del país.

Hablando en una fiesta en el jardín sur de la Casa Blanca con la asistencia de más de mil personas, Biden declaró que Estados Unidos había logrado la “independencia” del coronavirus, aunque advirtió contra la complacencia con más variantes transmisibles que circulan en el país.

“Hoy, en toda esta nación, podemos decir con confianza: los estadounidenses están volviendo a estar juntos“, dijo Biden entre los vítores de los invitados. “Hoy, si bien el virus no ha sido vencido, sabemos esto: ya no controla nuestras vidas, ya no paraliza a nuestra nación y está en nuestro poder asegurarnos de que nunca vuelva a hacerlo”.


Hizo un llamamiento a la población que aún no han sido vacunada para que se vacune, y señaló que la batalla del país contra el virus había sido costosa, con más de 603 mil estadounidenses muertos. “Es lo más patriótico que puedes hacer”, dijo Biden.

El estado de ánimo optimista de Biden refleja la caída de las infecciones por coronavirus, las hospitalizaciones y las muertes desde que asumió el cargo y un repunte que ha convertido a la economía de Estados Unidos en una de las más fuertes del mundo. La Oficina de Estadísticas Laborales dijo el viernes que se crearon más de 850 mil puestos de trabajo en junio.

En un viaje a Michigan el sábado, Biden trató de dar una oportunidad política a los aliados demócratas antes de las elecciones de mitad de período de 2022.

“Estamos viendo una creación de empleo récord y un crecimiento económico récord, el mejor en cuatro décadas y, debo agregar, el mejor del mundo”, dijo.


La Casa Blanca invitó a cientos de trabajadores esenciales, familias de militares y miembros del personal administrativo a ver los fuegos artificiales del Día de la Independencia en el jardín sur mientras Biden promociona una campaña de vacunación del gobierno que ha ayudado a administrar al menos una dosis al 67 por ciento de los adultos.

Si bien Biden no cumplió su objetivo de alcanzar el 70 por ciento para el 4 de julio, Estados Unidos emergió como el mejor lugar para estar a medida que el mundo se reabre, según el último Ranking de Resiliencia COVID de Bloomberg . La encuesta acredita el rápido y expansivo lanzamiento de vacunas en los Estados Unidos, dominado por inyecciones de ARNm altamente efectivas, que detuvo lo que alguna vez fue el peor brote del mundo.

El desafío que tenemos por delante incluye la variante Delta del coronavirus, más transmisible y que se está extendiendo por todo el país, y los estados de Nueva York a California informan un aumento en las tasas de pruebas positivas.

La lucha de la administración para alcanzar su objetivo de vacunación para el 4 de julio ha despertado la preocupación de que el virus pueda seguir causando estragos en sectores importantes del país y la economía.

Con la fiesta en la Casa Blanca culminó un fin de semana festivo en Estados Unidos durante el cual Biden y altos funcionarios de la administración se desplegaron por todo el país para asistir a juegos de beisbol, desfiles, barbacoas y otras actividades grupales en un impulso coordinado anunciado como la gira “America’s Back Together”.

La campaña de vacunación de Estados Unidos se ha desacelerado drásticamente a medida que la demanda se agota y la administración Biden lidia con una baja aceptación entre los jóvenes y los estados conservadores. Los casos a nivel nacional han comenzado a aumentar nuevamente, impulsados en parte por brotes de variantes Delta en regiones no vacunadas.

El ritmo de las inyecciones en Estados Unidos se ha reducido en aproximadamente dos tercios desde abril, y ahora se administran alrededor de 1.1 millones a diario, según Bloomberg Vaccine Tracker. A ese ritmo, se necesitarán otros cinco meses para que el 75 por ciento de la población se vacune.

Dos de cada 10 estadounidenses dicen que definitivamente no recibirán una inyección de COVID-19, en comparación con el 16% en abril, según una encuesta de The Washington Post / ABC News publicada el domingo.

Biden también buscó transmitir un mensaje de unidad sobre los ideales estadounidenses enredados en divisiones partidistas, diciendo que los estadounidenses merecen “el derecho a votar y que ese voto sea contado”, el derecho a respirar aire limpio y protección contra la discriminación, incluso por género.

El tono contrastaba con el discurso del año pasado del expresidente Donald Trump, quien prometió derrotar a la “izquierda radical” y criticó los esfuerzos para eliminar las estatuas de los dueños de esclavos.

El National Mall estaba en gran parte vacío después de que el alcalde de Washington, Muriel Bowser, instó a la gente a mantenerse alejada, aunque el ejército estadounidense realizó un sobrevuelo de aviones militares antiguos y modernos.