Mundo

Bolivia pide ayuda al mundo, mientras empieza a agotar sus vacunas para el COVID

El gobierno boliviano dijo que se espera que el fin de semana el país reciba un nuevo lote de un millón de vacunas chinas Sinopharm y 100 mil dosis de Sputnik V.

LA PAZ.- Las vacunas para el COVID-19, en su mayoría chinas, se están agotando en Bolivia en momentos en que el país alcanza las máximas cifras de fallecimientos y contagios en lo que va de la pandemia.

Este miércoles en la región de Santa Cruz, al oriente del país y la más castigada por la enfermedad, las autoridades de salud redujeron de 30 a nueve los puntos de vacunación.

Mientras, el gobierno gestiona más inoculantes en medio de la escasez mundial.


El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, señaló que se espera que el fin de semana el país reciba un nuevo lote de un millón de vacunas chinas Sinopharm y 100 mil dosis de Sputnik V.

El gobierno boliviano anunció la contratación de 15 millones de vacunas que llegarían hasta junio. Sin embargo, hasta ahora solo ha importado más de 2.5 millones. También busca que se levanten las patentes.

El miércoles se reportaron 115 fallecidos y 3 mil 439 contagios en un día, cifras que superan las registradas desde que se inició la pandemia en marzo del año pasado. Hasta ahora en el país se han registrado más de 374 mil 700 casos y 14 mil 639 decesos, según el Centro de Ciencia e Ingeniería en Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.

Bolivia comenzó la campaña de vacunación en febrero y los inoculados con la primera dosis suman 1.3 millones. Solo 353 mil han recibido ambas dosis, el 4.6 por ciento del objetivo del gobierno de 7.5 millones de personas, según el Ministerio de Salud.


El alza en los casos se percibe en el sistema sanitario. Los médicos y las familias han denunciado que existe también falta de oxígeno medicinal y de medicamentos.

Desde la semana pasada, ciudadanos hacen largas filas e incluso duermen en la calle para abastecerse de oxígeno medicinal, cuya demanda aumentó más del 300 por ciento, según el viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva.

El expresidente y líder opositor Carlos Mesa escribió en su cuenta de Twitter que “cada muerte causada por la falta de oxígeno o de medicamentos es responsabilidad de quienes gobiernan desde hace siete meses y tienen los recursos, el mandato y la responsabilidad de prevenir, proveer y garantizar la lucha contra esta pandemia”.

Por su parte, el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, aseguró que hasta el fin de semana llegaran 20 toneladas de oxígeno medicinal de Brasil. La autoridad explicó que por la situación en los países vecinos es más difícil la importación.