Mundo

Tu amigo el ‘carnívoro’ puede respirar tranquilo: mayor productor de carne mundial reanudará operaciones

JBS señaló que sus sistemas están regresando a la operación, esto después de que fuera víctima de un hackeo.

JBS, el mayor productor de carne del mundo, consiguió un “progreso significativo” para resolver el ciberataque que afectó sus operaciones globales y tendrá en operación la “gran mayoría” para este miércoles.

“Nuestros sistemas están volviendo a estar en línea y no estamos desperdiciando recursos para combatir esta amenaza”, aseguró el director ejecutivo de JBS USA, Andre Nogueira, en un comunicado el martes por la noche. Una publicación del sindicato en Facebook dijo que un turno en Greeley en Colorado estaba programado este miércoles para un día de producción regular.

El ciberataque obligó al cierre de todas las plantas de carne de res de JBS en Estados Unidos que representan casi una cuarta parte de los suministros estadounidenses, según un funcionario del Sindicato Internacional de Trabajadores Comerciales y de Alimentos Unidos, que representa a los trabajadores de las plantas de la compañía en EU. Las instalaciones de envasado de carne en el país experimentaron algún nivel de interrupción, según el funcionario.

El ataque del fin de semana a las redes informáticas de la empresa obligó a cerrar las operaciones de matanza en Australia y dejó inactiva una de las plantas de carne de res más grandes de Canadá. No está claro exactamente cuántas plantas se han visto afectadas en todo el mundo porque JBS aún no ha publicado detalles. Los cierres volcaron los mercados agrícolas y suscitaron preocupaciones sobre la seguridad alimentaria a medida que los piratas informáticos apuntan cada vez más a la infraestructura crítica. Los futuros de la ganadería se desplomaron, mientras que los precios de la carne de cerdo subieron.

Un notorio grupo de piratas informáticos vinculado a Rusia está detrás del ataque a JBS, según cuatro personas familiarizadas con la campaña quienes no estaban autorizadas a hablar públicamente sobre el asunto. La asociación es conocida con el nombre de REvil o Sodinokibi.

Si bien no está claro si todos los piratas informáticos de REvil operan en Rusia, la cara pública del grupo, un usuario del foro de delitos cibernéticos de la web oscura XSS que se conoce con el nombre de ‘Desconocido’, publica exclusivamente en ruso. REvil normalmente utiliza un blog de la web oscura denominado ‘Blog feliz’ para nombrar y avergonzar a las víctimas cuando se niegan a participar en conversaciones de rescate. REvil aún tiene que publicar un artículo de blog dedicado a JBS.

Rusia no tiene información sobre el ciberataque, pero está en contacto diplomático con el gobierno de Estados Unidos, según el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. Los problemas del ciberdelito estarán en la agenda de una cumbre del 16 de junio entre los presidentes Joe Biden y Vladimir Putin, dijo.

El ataque de JBS se produce tres semanas después de que Colonial Pipeline, operador del mayor oleoducto de Estados Unidos, fue blanco de un ataque de ransomware atribuido a un grupo llamado DarkSide. Los expertos han dicho que hay algunas pruebas que vinculan al grupo con Rusia. Eso siguió a una serie de ataques devastadores contra agencias gubernamentales, empresas e instalaciones de salud estadounidenses, a menudo culpados a Rusia o a los piratas informáticos con sede en Rusia en un momento difícil en las relaciones entre los países.

Mientras tanto, el ataque de JBS también está haciendo que el sistema estadounidense de producir carne barata vuelva a ser el centro de atención.

El sector está dominado por un puñado de titanes, Tyson Foods, JBS y Cargill, que controlan alrededor de dos tercios de la carne de res de Estados Unidos. Dejar fuera de circulación incluso unas pocas plantas puede interrumpir por completo los suministros, como se vio el año pasado cuando los brotes de COVID-19 dejaron inactivas las plantas y provocaron escasez de carne en todo el país. La industria está tan concentrada en pocos ‘jugadores’ que dejar inactivas las plantas de JBS significó que el gobierno de EU no pudo publicar algunos datos clave de precios de la carne de los que dependen los mercados agrícolas a diario.

“Ataques como este resaltan las vulnerabilidades en la seguridad de la cadena de suministro de alimentos de nuestra nación y subrayan la importancia de diversificar la capacidad de procesamiento de carne de la nación”, comentó el senador estadounidense John Thune de Dakota del Sur, el segundo republicano más poderoso del Senado.

Ha habido más de 40 ataques de ransomware denunciados públicamente contra empresas de alimentos desde mayo de 2020, dijo Allan Liska, arquitecto senior de seguridad de la firma de análisis de ciberseguridad Recorded Future.

Hasta ahora, no está claro cuál será el impacto en los precios de la carne de este último ataque. A los minoristas no siempre les gusta aumentar los precios para los consumidores y pueden intentar no hacerlo, según Michael Nepveux, economista de la American Farm Bureau Federation. “El tiempo que dure afectará el nivel en el que los consumidores comiencen a ver algo en las tiendas de comestibles”, dijo en una entrevista telefónica.

Los productores de ganado podrían ver algunos de las afectaciones más inmediatas. Los futuros del ganado de Chicago se desplomaron hasta 3.4 por ciento el martes, antes de recortar las pérdidas. Los cierres de mataderos están agravando el exceso de suministro de animales existente.