Monterrey

Enfrentamientos en frontera de NL elevará costos

Firmas del sector piden elevar y dejar de manera permanente la seguridad y no relajar controles en puente Colombia.

Los recientes hechos violentos que se han registrado en zonas cercanas e incluso al interior del recinto fiscalizado del puente fronterizo Colombia, en Anáhuac, Nuevo León son un foco de alerta para las nuevas inversiones y, de continuar, encarecerá los precios del transporte debido al riesgo, coincidieron directivos de líneas de transporte terrestre, que pidieron el anonimato.

Uno de los entrevistados, comentó que en sí el cruce tiene tecnología de punta e inspecciones exhaustivas para detectar sustancias prohibidas e incluso personas, que quieran ser introducidas de manera ilegal a los Estados Unidos, gracias a que este tiene poca afluencia, pero una vez que esta crezca los controles podrían fallar si no se refuerza.

“La llegada de inversión extranjera es buena en el sentido de que habrá más empleos, desarrollo económico y permitirá agilizar toda la carga que viene desde el centro del país, pero, así como el estado es muy atractivo para la llegada de nuevas empresas, también es una plaza apetecible para los “malitos” y más ahora que su única frontera va a estar en boga”, explicó un empresario del sector que pidió el anonimato.

Explicó que “por eso, las autoridades bilaterales deben prepararse con más personal y tecnología antes de que se sature para que los controles continúen al pie de la letra y no permitir que, por querer agilizar el cruce, las inspecciones se relajen”.

Señalaron que si bien las acciones del gobierno estatal y federal con el reforzamiento de la seguridad en los municipios fuera del área metropolitana con elementos policiacos y castrenses, es positiva, estas deben de quedarse de manera permanente y no sólo la coyuntura actual.

“Hay que recordar que son fronteras muy valiosas para gente que anda queriendo hacer daño sobre todo cruzando personas y drogas y, es lo que se pelean y, cada vez que (las autoridades) aprietan (la vigilancia) brotan (los conflictos) porque lo hacen para presionar y amedrentar”, comentó otro de los entrevistados.

Dijo que, “ese tramo (hacia el puente Colombia) quedó como un sándwich porque está en medio de Coahuila y Tamaulipas, si de Coahuila quieren entrar a Tamaulipas, tiene que cruzar por NL. Lo que pasó del ataque a fuerza civil es una señal de que están molesto, eso nunca había sucedido, eso es alarmante, que entren a tu casa a quebrarte los platos e irse”.

Coincidieron que entre los daños colaterales que podría sufrir el Puente Colombia, de Anáhuac, Nuevo León es que los transportistas duden en cruzar por ahí o quienes lo hagan, incrementarán los precios debido a mayores riesgos.

“En México hay rutas como Zamora, Michoacán, Veracruz, Puebla, y ahora la Ribereña-Colombia, en Nuevo León, se les hace un sobre costo por cuestión de seguridad porque los transportistas dicen que les pueden dañar el camión o asaltar y la empresa dice que decida que no puede pasar por ahí, se van a ir por Piedras Negras o Laredo”, enfatizó el transportista.

“Lo bueno, es que el gobierno estatal está reaccionando muy bien, le está poniendo ganas, pero, eso tiene que ser permanente, las fuerzas del orden ya no pueden ni deben salirse de ahí”, dijo.

También lee: