Mercados

Cetes, con cambios mínimos, a la espera de Banxico

Sin embargo, el rendimiento de los Bonos M y Udibonos continuaron al alza.

El rendimiento de los Certificados de la Tesorería (Cetes) de esta semana continuó registrando mínimos cambios sin una tendencia definida a la espera de la próxima reunión de política monetaria de Banco de México (Banxico) del próximo jueves; en tanto que en los valores de largo plazo fue donde continuaron observándose presiones alcistas.

De acuerdo con los resultados publicados por Banxico, este martes el mayor incremento se observó en el rendimiento de los Bonos de Desarrollo a tasa fija (Bonos M) a plazo de 5 años (mil 757 días), que avanzó 27 puntos base en comparación con su nivel observado cuatro semanas antes, para quedar en 6.02 por ciento anual, un nuevo máximo de los últimos 12 meses.

En lo que va del año, el rendimiento de este instrumento acumula un incremento de 129 puntos base.

El segundo mayor aumento se registró en el rendimiento real de los Bonos de Desarrollo denominados en Unidades de Inversión (Udibonos) de 10 años (tres mil 850 días), que este martes llegó a un máximo de 2.90 por ciento anual luego de un avance de 5 puntos base en comparación con su nivel fijado un mes antes.

La tasa real de este instrumento acumula un avance de 129 puntos base en las últimas tres subastas.

Por su parte, los Cetes mantuvieron su tónica de las últimas semanas, esto es, mínimos movimientos mixtos sin una tendencia definida.

La sorpresa de esta semana se dio en la emisión de los Certificados a plazo equivalente de un año, al registrar una reducción de 8 puntos base en comparación con su nivel de una semana antes, para quedar en 4.67 por ciento anual y de esta forma interrumpir su tendencia alcista observada en las pasadas tres semanas.

La otra baja se observó en los Cetes de 28 días, que en esta ocasión retrocedió su rendimiento sólo un punto base y quedar en 4.06 por ciento.

En lo que respecta a las alzas, estas se concentraron en las emisiones de Cetes de 91 y 175 días, que en esta ocasión cada uno avanzó 3 puntos base y de esta forma alcanzar rendimientos de 4.17 y 4.40 por ciento anual, respectivamente.

El comportamiento de las tasas de interés aún está alineado a la expectativa de los movimientos futuros de la política monetaria del banco central, haciendo a un lado el dato de inflación de abril que alcanzó su nivel más alto desde finales de 2017.

Si bien los analistas anticipan que en la reunión de política monetaria de Banxico, que se realizara este jueves 13 de mayo, se mantendrá la tasa objetivo en 4.0 por ciento, anticipan que podría observarse un cambio en el tono de su comunicado, el cual podría pasar e expansionista a restrictivo ante los ajustes alcistas en las expectativas de inflación para el resto del año y un mayor crecimiento esperado del PIB.

De hecho, desde su reunión anterior, el banco central mostró preocupaciones por el comportamiento de la inflación y que de acuerdo con Banorte, “el fuerte ajuste al alza en la inflación (de abril) no solo obedece a efectos de base, sino también por presiones de otros rubros”.

En este escenario, en la última encuesta de Citibanamex el 73 por ciento de los intermediarios anticipan que Banxico aumentará en 25 puntos base su tasa objetivo en algún momento entre diciembre de este año y octubre de 2022.

BAJA DEMANDA DE VALORES GUBERNAMENTALES

Este martes, los inversionistas redujeron sus posturas de compra de valores gubernamentales en la mayoría de los instrumentos ofertados por la autoridad, aunque esto no impidió que se asignara la totalidad de lo subastado.

En los Cetes, los inversionistas bajaron sus posturas de compra en 3.5 por ciento en comparación con lo observado la semana anterior, al totalizar una demanda de 98 mil 620 millones de pesos.

La mayor reducción la demanda se observó en los Certificados a 175 días, que esta semana cayó 23.9 por ciento al totalizar posturas de compra por 25 mil 180 millones de pesos; en tanto que en los instrumentos de 91 días se registró una reducción de 22.8 por ciento por ciento en su demanda para quedar en 19 mil 566 millones de pesos.

Por su parte, en los Cetes de 28 días la demanda presentada ascendió a 19 mil 592 millones de pesos, esto es, 5.5 por debajo de lo registrado siete días antes.

El único aumento se registró en los Cetes de 357 días, que esta semana se disparó 48.6 por ciento alcanzando los 34 mil 282 millones de pesos.

En lo que respecta a las emisiones de largo plazo, la demanda observada en los Bonos M de cinco años sumó 16 mil 450 millones de pesos, 16.3 por ciento menor a las posturas de compra presentadas cuatro semanas antes y en los Udibonos de 10 años su demanda se redujo 14.7 por ciento al totalizar 979 millones de Udis (equivalente a seis mil 656 millones de pesos).