Mercados

Baja el dólar del piso de 20 pesos

La moneda mexicana se apreció 0.62 por ciento en la sesión del día, en el ámbito interbancario, según datos del Banxico.

El peso rompió el jueves el piso de las 20 unidades para cerrar operaciones en su mejor nivel desde finales de enero, ante el debilitamiento global del dólar y un aumento en el apetito por el riesgo por parte de los inversionistas, ante el optimismo generado por indicadores positivos de la economía estadounidense y los reportes corporativos.

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), la moneda mexicana se apreció 0.62 por ciento, por cuarto día consecutivo, a las 19.937 unidades por dólar. Con ello, acumuló cuatro jornadas con ganancias, en las que acumuló una apreciación de 1.31 por ciento, equivalente a 26.6 centavos.

Desde su máximo en el año, del 8 de marzo, a la fecha, la divisa local ha recuperado 7.1 por ciento, es decir, un peso con 52 centavos.


“La apreciación del peso sigue siendo resultado de un mayor optimismo en los mercados financieros, en donde se observan ganancias en los mercados de capitales”, apuntó Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base.

En ventanilla bancaria, el precio de la divisa estadounidense se ubicó en 20.42 pesos a la venta, 11 centavos menos que en la jornada previa, según datos de Citibanamex.

Gabriela Siller explicó que uno de los factores que impulsaron al peso tiene que ver con los reportes económicos que se divulgaron en Estados Unidos, que resultaron mejor a lo previsto, evidenciaron la recuperación de esa economía y elevaron el apetito por el riesgo.

Agregó que también influyó el optimismo en los mercados, que además de las cifras económicas se han visto favorecidos por los reportes financieros de los bancos.

“Es importante señalar que, la apreciación del peso es resultado de la debilidad del dólar y no de un fortalecimiento individual del peso, pues siguen habiendo riesgos internos para la recuperación económica mexicana”, apuntó.

En el mercado de bonos, la tasa de rendimiento a 10 años de los bonos rusos muestra un incremento de 17 puntos base, ubicándose en 7.21 por ciento, esto luego de que la Casa Blanca dio a conocer que sancionó a 32 entidades e individuos rusos quienes realizaron esfuerzos por influir en las elecciones presidenciales de 2020, así como en otros actos de “desinformación e interferencia”.

Asimismo, en colaboración con la Unión Europea, el Reino Unido, Australia y Canadá, se anunció la sanción de ocho individuos asociada a la ocupación de Rusia en Crimea.

En cuanto a indicadores económicos, en Estados Unidos se publicaron las ventas minoristas de marzo que mostraron un crecimiento mensual de 9.8 por ciento, muy por encima de la expectativa del mercado de 5.8 por ciento y siendo su mayor avance mensual desde mayo del 2020. Durante marzo, el incremento en las ventas minoristas se vio impulsado factores como la distribución de los cheques directos de mil 400 dólares incluidos en el último paquete fiscal aprobado; el avance en la campaña de vacunación y las mejores condiciones meteorológicas.

A tasa anual, las ventas minoristas mostraron un incremento de 27.7 por ciento hilando diez avances consecutivos.

Por otra parte, en la semana que terminó el 10 de abril, se reportaron 576 mil solicitudes nuevas de apoyo por desempleo, disminuyendo en 193 mil desde el nivel revisado de la semana previa, marcando un mínimo no visto desde la semana del 14 de marzo del 2020.

Las solicitudes continuas de apoyo por desempleo, es decir, las de aquellas personas que ya están recibiendo el apoyo o continúan a la espera, aumentaron de 3.72 a 3.73 millones.

Siller explicó que la apreciación del peso es producto de la debilidad del dólar y no de un fortalecimiento individual del peso, pues sigue habiendo riesgos internos para la recuperación económica mexicana. El miércoles, la Cámara de Diputados aprobó la reforma a la Ley de Hidrocarburos, que plantea la posibilidad de que se suspendan permisos de operación de empresas privadas por motivos de seguridad nacional. La reforma, que ahora será discutida y votada en el Senado, tiene la capacidad de inhibir de forma severa la inversión en el sector energético.

Disminuyen temores

Carlos González, director de análisis de Grupo Financiero Monex, indicó que los recientes comentarios de miembros de la Fed y los datos de ventas minoristas ayudaron a disminuir los temores de los inversionistas sobre la inflación, lo que elevó el apetito por activos de riesgo, situación que debilitó al dólar y favoreció a las divisas de emergentes, entre ellas al peso.

Añadió que parte del movimiento del peso frente al dólar también tiene que ver con los flujos comerciales, ya que las exportaciones están siendo mayores que las importaciones, ante una mayor demanda externa de Estados Unidos, y también se ha beneficiado de un aumento en los flujos de remesas.

“En contraparte, estamos observando una salida de flujos por el lado de la cartera, el flujo de capitales de extranjeros hacia el país trae una tendencia negativa, pero hasta ahora ha sido mucho más importante la entrada de flujos”, agregó.

Hacia delante, el especialista mencionó que los 19.85 pesos podrían ser niveles de consolidación que podrían ser los mínimos hacia lo que resta del año, en donde se podrían llegar a enfrentar episodios de volatilidad por diversos factores, como en el caso de las elecciones.

El índice Bloomberg, que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de diez divisas cayó ayer 0.08 por ciento, a los mil 135.40 puntos. En los últimos cinco días ha retrocedido 0.45 por ciento.

“El dólar estadounidense más débil y la pérdida de impulso alcista para los rendimientos estadounidenses a largo plazo han ayudado a brindar cierto alivio a las monedas de los mercados emergentes”, escribió en una nota Lee Hardman, estratega cambiario de MUFG Bank.

Por su parte, Carlos Hernández, analista de Masari Casa de Bolsa, señaló en un reporte que la confianza de los inversionistas se encuentra tomando impulso después de que los resultados corporativos y bancarios están superando las estimaciones.

Esto, dijo, sugiere la posibilidad de un nuevo ciclo de expansión económica en Estados Unidos, el cual, si bien podría representar una mayor fortaleza para las perspectivas del país, la situación debería generar un arrastre económico externo con sus principales socios comerciales durante próximos periodos.

“Dicho lo anterior, es probable que la coyuntura esté generando flujos de inversión hacia países con tasas atractivas en un contexto donde el riesgo de mercado empieza a estabilizarse”, indicó.