Food and Drink

¿Se pueden comer los alimentos de la ofrenda de Día de Muertos?

Hay todo tipo de tradiciones, algunos dicen que los alimentos de la ofrenda de Día de Muertos ya no tienen esencia y sabor. Te contamos si se pueden consumir.

Cuentan las abuelas y abuelos que los espíritus de nuestros muertos regresan en Día de Muertos, aunque no pueden comer, sí huelen la comida que se les ofrenda en el altar, inhalan su esencia, sazón y frescura, por ello los alimentos amanecen sin sabor.

A través de los aromas pueden saborear... sentir perfume de las flores”, detallan en una entrevista publicada en el libro En muchos lugares y todos los días : vírgenes, santos y niños Dios : mística y religiosidad popular en Xochimilco, donde Vania Salles y José Manuel Valenzuela documentan algunas de estas creencias y rutinas populares.

Sólo se puede comer en el tercer día en que los muertos abandonan la tierra”, explica otra persona en esa investigación. Para comerla hay quienes acostumbran poner en la mesa fotografías del difunto.


En Yucatán se cree que la comida se debe consumir después del 1 y 2 de noviembre, cuando se acostumbra comer los Mucbipollos que colocaron en los altares, pues los difuntos ya “han tomado la gracia” de los alimentos.

Los rituales de Día de Muertos son tan variados como la diversidad cultural en el territorio mexicano, también hay lugares donde consideran que la comida ya no debe ser consumida por respeto a los difuntos.

Aunque en cada familia y cultura la tradición es diferente, los alimentos pueden consumirse bajo ciertas condiciones.

Platillos preparados

Lo recomendable es que no comas alimentos que fueron expuestos al polvo.


Preparaciones como mole, tamales y demás guisados es mejor no ingerirlos porque pueden estar en descomposición debido al tiempo que estuvieron sin refrigeración y expuestos al calor de las velas.

De hecho, hay quienes prefieren poner cantidades pequeñas de estos platillos, como una ofrenda simbólica, para evitar el desperdicio de alimentos.

Fruta

La fruta es segura, sólo recuerda lavarla si estuvo al aire libre.

Calaveritas

Las calaveritas son las mejores sobrevivientes, es tradicional en varias familias repartirlas entre los niños.

Dulces

Los dulces preparados como conserva también son resistentes.

Si pusiste otro tipo de preparados con piloncillo, como dulce de camote o de calabaza, también es posible que se encuentren en buen estado.

Aunque si no los vas a consumir al momento hay que llevarlos de inmediato al refrigerador.

Pan

Aquí depende del tipo de pan de muerto, hay algunos panes que se vuelven duros por los días a la intemperie, pero si aún es suave es buena idea comerlo.

También hay quienes prefieren quitarle el azúcar y molerlo para dar como alimento a las aves.

Flor de cempasúchil

Las flores de cempasúchil son comestibles y su pétalos han sido usados en diversas recetas como infusiones, atoles y cremas.

Sin embargo, para usar los pétalos de forma segura te recomendamos que las consumas sólo si sabes su procedencia, para asegurarte que no contienen pesticidas dañinos para la salud.

Además, deben tratarse como cualquier otro alimento: lavar y desinfectar.

Aquí puedes encontrar un par de atoles para preparar con cempasúchil y dulce de calabaza.