Estados

Tras 10 días de desaparecido, en Guanajuato, localizan sin vida a Javier, niño indígena de 3 años

De acuerdo con la FGE de Guanajuato, Javier Modesto fue atropellado y su cuerpo fue arrojado a un terreno baldío.

El niño indígena Javier Modesto Moreno, de 3 años, fue localizado sin vida en Guanajuato, luego de desaparecer el 15 de mayo de 2024.

El niño, perteneciente a una comunidad mixteca de Guerrero, acudió con sus padres a Guanajuato para trabajar en una plantación de tomatillos.

Javier y sus padres forman parte de los miles de trabajadores jornaleros de varios estados del sur del país, que cada año llegan a Guanajuato para ganarse la vida trabajando en las cosechas agrícolas.

Los padres de Javier emigraron de forma temporal al municipio de León para trabajar en una plantación de tomatillos en la comunidad de La Sandía.

Los padres del niño dijeron que la mañana del pasado 15 de mayo, dejaron a su hijo sentado a la sombra de un árbol para protegerlo del sol, mientras ellos trabajaban. Esa fue la última vez que lo vieron con vida.

El niño Tu’un Savi desapareció entre los límites de los municipios de León y Romita. Tras la desaparición de Javier, sus padres y las autoridades iniciaron una búsqueda por las comunidades cercanas al poblado de La Sandía, sin resultados favorables.


Organizaciones como el Centro de Desarrollo Indígena Loyola, el Centro de Derechos Humanos Tlachinoyan y la Red por los Derechos de las Infancias en México, se sumaron a los trabajos de búsqueda y exigieron a las autoridades la localización con vida del niño.

Las autoridades de Guanajuato emitieron una Alerta Amber para la localización de Javier.

10 días después de su desaparición, fueron localizados restos óseos humanos en una zona de sembradíos en León, que, con la intervención de la célula de arqueología forense de la Fiscalía del Estado se recuperaron y se determinó que pertenecían a Javier.

”El día de hoy la familia, en conjunto de las organizaciones de la sociedad civil que la han acompañado en la búsqueda, participaron en el proceso de notificación de alto impacto emocional con perspectiva intercultural, diligencia en la que se dio a conocer que a través del trabajo interdisciplinario de los laboratorios de Servicios de Investigación Científica y de la Unidad de identificación de Personas Fallecidas se estableció que los restos óseos humanos localizados corresponden a Javier Modesto Moreno”, detalló la Fiscalía.

De acuerdo a las primeras investigaciones de la Fiscalía, el niño fue atropellado y su cuerpo fue tirado en un terreno baldío.

”Se informó a la familia la línea de investigación que se sigue al desprenderse que Javier Modesto fue atropellado y falleció con motivo de las lesiones ocasionadas en ese hecho, además se les compartió la mecánica corroborada hasta ahora con los datos de prueba recabados”, explicó la dependencia y aseguró que continúan con las indagatorias para dar con los responsables del crimen.

También lee: