Estados

Sinaloa, que pasará a semáforo amarillo, impone pruebas COVID obligatorias a viajeros

La medida aplicará a pasajeros internacionales que circulen por los aeropuertos y la Central de Autobuses de Culiacán y Mazatlán.

CULIACÁN, Sin.- Ante el incremento de contagios en Sinaloa, se dispuso que a partir de este viernes se hagan pruebas de COVID-19 obligatorias a todos los pasajeros internacionales en los aeropuertos y la Central de Autobuses de Culiacán y Mazatlán.

El acuerdo se tomó en una reunión de los directos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (Cofepris) y la Secretaría de Salud del Estado.

Y es que en el transcurso de diciembre y lo que va de enero, el número de casos activos en el estado pasó de 294 a 2 mil 613, destacando el alza en la capital Culiacán, donde la cifra se movió de 112 a mil 104, mientras que en Mazatlán los contagios pasaron de 14 a 391 este viernes.

Con las pruebas rápidas (de antígenos), se busca identificar moléculas específicas del virus causante de COVID-19, las cuales están presentes cuando existe una infección activa, o sea, cuando la persona está enferma en ese momento.

“Son pruebas rápidas, aleatorias, con las cuales buscamos detectar a personas de otros países que lleguen o estén en tránsito en nuestro estado y que, eventualmente, puedan ‘traernos’ el virus“, señalaron las autoridades.

Se expuso que, como parte de los criterios para realizar estas pruebas rápidas, se seleccionarán a las y los viajantes que no cuenten con su certificado de vacunación completo y/o a las personas que presenten síntomas de COVID-19 para así proceder a aislarlos y darles la atención adecuada.

Sinaloa, que aún se encuentra en semáforo verde, pasará al amarillo a partir del próximo 10 de enero. Otras 9 entidades (Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Colima, Durango, Quintana Roo, Sonora, Yucatán y Zacatecas) estarán en esa fase.