Entretenimiento

Una ‘historia de amor’ única: Mujer se casa con muñeco de trapo y tiene un hijo con él

Su historia de amor comenzó en 2020, y este año ‘tuvieron a su primer hijo’, al que decidieron llamar Marcelino.

Cada historia de amor en el mundo es especial, pero la de la brasileña Meirivone Rocha es única: ella se casó con Marcelo, un muñeco de trapo hecho a su medida, y su aventura amorosa se ha hecho viral en TikTok.

Sí, leíste bien: la mujer contrajo nupcias con el juguete que creó su madre especialmente para ella, pues no contaba con el tiempo ni la disponibilidad suficientes para tener una pareja ‘convencional’ gracias a su profesión, ya que es bailarina de tiempo completo.

“Quería una pareja de baile porque soy bailarina y no encontraba a nadie que bailara conmigo. Llegué a mi madre y le pedí que hiciera un muñeco de trapo para bailar conmigo. Ella lo hizo y una amiga mía me sugirió que le pusiera Marcelo, porque así es Merivone y Marcelo”, compartió Meirivone al medio NeedToKnow.

Mujer se casa con muñeco de trapo

Según relata ella misma, se enamoró de Marcelo a primera vista en 2020, y después de un año de relación, decidió ‘unir su vida en matrimonio’ con el juguete tamaño real a finales de 2021, por lo que organizó una gran celebración.

250 personas asistieron a la boda de Meirivone con su prometido, que también fue transmitida a través de redes sociales y algunos medios locales en radio y televisión, situación que la llevó a alcanzar gran popularidad en Brasil.

“Él entró en mi vida y todo cobró sentido. La boda fue un día maravilloso para mí, muy importante, muy emotivo. Llovió mucho, pero fue maravilloso”, declaró la mujer de 37 años a medios locales.

“Desde el momento en que caminé por el pasillo hasta el final, fue simplemente hermoso. Luego fui a la noche de bodas con mi esposo Marcelo y disfrutamos mucho”, compartió Rocha, quien se fue con su ahora esposo a Río de Janeiro para disfrutar de su luna de miel.

Lo único que dice la mujer que no le gusta de su esposo es que “es un vago”, pues no trabaja y ella debe cubrir los gastos de la casa. Sin embargo, lo describe como ‘el hombre que siempre quiso en su vida’.

“Él no pelea conmigo, no discute y simplemente me entiende. Marcelo es un gran y fiel esposo [...] todas las mujeres lo envidian. La vida de casada con él es maravillosa”, declaró.

Mujer tiene un hijo con muñeco de trapo

Cinco meses después de la boda, Meirivone compartió en Instagram y TikTok la llegada de su primer hijo con Marcelo: otro muñeco de trapo al que decidieron llamar Marcelino y, según la mujer: “se parece mucho a su padre”.

En Instagram, hay un video donde aparecen un par de imágenes de ella durante su ‘embarazo’ con una panza prominente; incluso declaró que subió de peso en la ‘gestación’. “Él me dejó embarazada. Me hice la prueba, fue positiva. No podía creerlo”, aseguró.

Al igual que su boda, el ‘nacimiento’ fue transmitido en TikTok con 200 espectadores, quienes presenciaron el ‘parto’ donde un médico y una enfermera ayudaron a Meirivone durante 35 minutos para que Marcelino ‘llegara al mundo’.

De acuerdo con su testimonio, el nacimiento de su bebé fue como cualquier otro, donde hubo sangre, cordón umbilical y hasta placenta. “Es genial”, dijo.

La cláusula ‘oculta’ de su matrimonio con Marcelo

A pesar de que ha declarado en diferentes ocasiones que le molesta cuando la gente la critica y le dice que su matrimonio es falso, lo cierto es que lo hizo para participar en un programa de televisión y así ganar una casa.

Quiero ganarme una casa para mis hijos, poderlos sacar adelante, por eso me casé con Marcelo”, contó en uno de sus videos de TikTok. Esto mismo también lo ha compartido en su cuenta de Instagram.

“El año pasado surgió la idea de casarnos para poder aparecer ante la mayor cantidad de gente posible, con el fin de ganar una casa. Llegar a muchas personas para que esta noticia llegue a algún presentador o alguien que pueda ayudarme a hacer realidad este sueño de la vivienda propia”, escribió.

Además de Marcelino, Meirivone tiene dos hijos humanos y trabaja como empleada doméstica, locutora, influencer, mesera y pedagoga, según palabras de ella misma.