Entretenimiento

‘El Callejón de las almas perdidas’: Curiosidades de la nueva película de Guillermo del Toro

La historia se basa en la novela ‘Nightmare Alley, escrita por el estadounidense William Lindsay Gresham en 1946.

La nueva película de Guillermo del Toro está a punto de estrenarse en México. El Callejón de las almas perdidas está basada en la novela Nightmare Alley, escrita por el estadounidense William Lindsay Gresham, en 1946, y cuenta con un elenco conformado por Bradley Cooper, Cate Blanchett, Rooney Mara, Toni Collette, Willem Dafoe y Richard Jenkins.

La historia sigue la vida de Stanton Carlisle, quien aprende actos de magia de una vidente y un mentalista en un circo de los cuales se beneficia al mudarse a una ciudad para engañar a la población hasta que se aparecen sus peores demonios encabezados por su ambición y arrogancia en una frontera entre la verdad y la mentira al lado de una misteriosa psiquiatra.

Las curiosidades del filme de Del Toro

Después del éxito de La Forma del Agua, que se hizo acreedora de cuatro premios Oscar en 2018, los seguidores del trabajo del cineasta mexicano Guillermo del Toro esperan el estreno de la cinta el próximo 27 de enero. Antes de que eso ocurra, te contamos algunos datos curiosos detrás de ella.

Guillermo pensó en Leonardo DiCaprio

El ambientalista y actor Leonardo DiCaprio era la primera opción que tenía el director para darle vida al personaje principal. Sin embargo, pese al interés de ambos, no se pudo concretar por un retraso en el inicio del rodaje que se combinó con los compromisos del ganador del Oscar por El Renacido.

El desnudo de Bradley Cooper

Debido a la naturaleza del guión, el protagonista Bradley Cooper accedió a hacer su primer desnudo frontal en el cine. En una entrevista reciente con The Hollywood Reporter, el actor calificó esta experiencia como un gran problema, puesto que estuvo sin ropa durante seis horas en frente del equipo de filmación.

Todavía puedo recordar ese día desnudo frente al equipo durante seis horas, y fue el primer día de Toni Collette. Fue bastante fuerte. Lo que estábamos explorando, para hacerlo de una manera real, exigía que nos desnudáramos de una manera emocional”, aseguró.

El set en Toronto

Las producciones alrededor del mundo se vieron afectadas tras la pandemia causada por la COVID-19 y El Callejón de las almas perdidas no fue una excepción, pues tuvo que suspender su filmación durante seis meses desde su inicio en 2020, en Toronto.

Debido a ello, las carpas diseñadas por el equipo creativo que se montaron especialmente para el set del circo sufrieron daños con los fuertes vientos. La diseñadora de producción Tamara Deverell, realizó atracciones mecánicas clásicas como una rueda de la fortuna, un carrusel y una casa de la risa.

El embarazo de Rooney Mara

Rooney Mara se embarazó de su primer hijo producto de su relación con el también actor Joaquin Phoenix, quien llegó al mundo en septiembre de 2020, justamente cuando el proyecto estaba en curso.

Es por ello que en algunas de las apariciones de la actriz tuvieron que disimular su embarazo, como cuando se presenta en la estación de autobuses. Seis meses más tarde ya había tenido a su bebé, justamente en la escena siguiente cuando entra al baño.

Las herramientas narrativas

Aunque Del Toro estaba acostumbrado a otro tipo de cortes, en este filme se animó a incluir tomas de plano secuencia, lo que también permitió la improvisación del elenco en escenas importantes que fueron secuencias más largas.

El mexicano afirmó que estas nuevas herramientas como narrador lo retaron a aprender día a día de su oficio y es probable que las siga utilizando en un futuro cercano.

La mujer araña

Aunque para esta película Guillermo del Toro se aleja de los icónicos monstruos que han caracterizado su carrera, la maldad la desarrolla en el terreno de los seres humanos, en una de las escenas se muestra una araña con cabeza de mujer.

Pese a que este ‘monstruo’ no está originalmente en el libro, el mexicano explicó que se basó en una anécdota de su infancia cuando visitó una feria en el parque Agua Azul.

El amor nació en el guión

Para este proyecto, Guillermo del Toro trabajó de la mano con Kim Morgan para la adaptación del guión. Se conocieron en 2018, pero la pareja se enamoró y se casó casi en secreto en mayo del año pasado.