Entretenimiento

‘Dune’: ¿Por qué es tan esperada esta película?

Ha habido varios directores que intentaron llevar Dune a cine, sin embargo no hubo mucho éxito, e incluso la mayoría no lograron ver la luz.

Estamos en vísperas del estreno de Dune, dirigida por Denis Villeneuve; esta cinta es una adaptación de la novela homónima de ciencia ficción escrita por Frank Herbert en 1965, y a unos días de que esto pase las expectativas en esta producción son muy altas, sobre todo por los intentos anteriormente realizado por otros directores.

La novela escrita fue un éxito rotundo en su año de lanzamiento; en 1966 ganó el Premio Hugo y en 1965 la primera edición del Premio Nébula a la mejor novela de ciencia ficción. Dune narra la historia del planeta desértico Arrakis, única fuente de Melange, la droga que expande la mente y permite el vuelo interplanetario, garantiza longevidad y poderes psíquicos y, por ello, la cohesión del Imperio. La administración de Arrakis es transferida por el emperador de la noble casa de Harkonnen a la casa Atreides.

Una de las mayores cualidades de Dune es la recreación de todo un universo social, política, económica y religiosamente relacionado: la rígida estructura feudal del Imperio del Universo Conocido enfrentándose al surgimiento de un líder mesiánico en el planeta clave de su economía interplanetaria.

Además, posee personajes con una personalidad impresionante, que contagian al lector y lo hace ‘picarse’ en la historia, y si bien podría parecer bastante ambicioso en ese entonces, a 56 años de su lanzamiento, no estamos nada alejados de la realidad que se planea en el libro.

Los intentos

Previamente ha habido varios directores valientes que buscaron llevar Dune a la pantalla grande, sin embargo no hubo mucho éxito de estas obras, e incluso la mayoría no lograron ver la luz. Algunos de los que intentaron esta hazaña fueron:

Arthur P. Jacobs: A inicios de los setenta, este ex agente de prensa que se convirtió en productor de películas buscó llevar la novela acompañado de David Lean como director y Robert Bolt como guionista. Estuvieron trabajando arduamente en ella, con un presupuesto de 15 millones de dólares en ese entonces. Sin embargo, Jacobs falleció el 27 de junio de 1973, con lo que el proyecto ya no tuvo seguimiento y por lo tanto fue totalmente descartado.

Alejandro Jorodowsky: Otro de los que quiso subirse al tren de Dune fue Jorodowsky, quien tenía en mente un proyecto muy ambicioso pero además alejado del argumento de Dune, puesto que quería realizarla sin antes haber leído el libro y solo basándose en los comentario que le hicieron acerca del mismo, creyendo que era una idea asombrosa; este error le dejó como resultado dejar la producción a la deriva.


Lo que entendió Jorodowsky de Dune es que tenía un concepto más espiritual, y con su película buscaba ‘hacer sentir al espectador como si hubiera consumido LCD sin haberlo hecho’. El reparto que tenía en mente tampoco está alejado de lo ambicioso y excéntrico, pues entre las personalidades que tenía en mente se encontraban Orson Welles, Salvador Dalí y hasta el propio hijo de Jorodowsky.

Lo único que vio la luz de su proyecto fueron el guion y los storyboards, que se quedaron como testigos de su magno proyecto.

Ridley Scott: El tercero que intentaría trabajar en adaptar la novela a cine fue Scott, bajo la licencia de Dino De Laurentiis. Sin embargo, los borradores del guion no fueron aprobados por Frank Herbert y Scott decidió abandonar el proyecto por una situación personal que le impedía enfocarse en la historia y preproducción de Dune.

La única que ha visto la luz: Dune, de David Lynch

Después del intento de varios directores y productores por hacer su versión audiovisual de Dune, llegó David Lynch en 1984, cuando Dino De Laurentiis aún poseía los derechos de la historia para realizar una adaptación.

Todo iba muy bien durante la producción, aunque después hubo algunos problemas porque, de igual manera, estaba volviéndose un proyecto muy ambicioso para la época, las posibilidades y el presupuesto que poseían para su realización. Además, poco a poco comenzó a haber desacuerdos entre Lynch y Laurentiis.

Para su realización, Lynch contó con aproximadamente 40 millones de dólares; sin embargo, solo se recuperó unos 30 millones de todo lo invertido. La crítica no le favoreció en nada y hasta el propio Jorodowsky se alegró del nulo éxito de Lynch (lo que no habla muy bien de él, por cierto).

Algunas de las cosas que podrían haber hecho que el director fracasara con esta adaptación fue que no tuvo realmente un respaldo por parte de producción, y las ideas entre ambos chocaban mucho. También se dice que la profundización en los personajes fue por demás deficiente en la obra de 1984, ya que en el libro están tan bien detallados que podría pecar Lynch de superficial.

Dune, de Denis Villaneuve: la nueva esperanza

Después de varios fracasos en su adaptación se llegó a la creencia de que la obra de Frank Herbert no estaba hecha para el cine por todo lo que implica su historia, que está por demás decir que resumirla en un filme de hora y media o dos horas resulta sumamente complicado.

Ahora que estamos a unos días de ver la segunda película de Dune, que en realidad solo adapta la primera mitad del primer libro de la saga, el público tiene altas expectativas del trabajo de Villaneuve porque el hacer solo una parte del libro habla de su compromiso por desarrollar una historia más apegada a su homónimo libro.

Algo que también tiene a Dune en la mira es su elenco; está protagonizada entre otros por Timothée Chalamet, Rebecca Ferguson, Dave Bautista, Stellan Skarsgård, Charlotte Rampling, Oscar Isaac, Zendaya, Javier Bardem, Josh Brolin, Jason Momoa y David Dastmalchian.

¿Qué dicen el fandom y la crítica?

La premier fue presentada el 3 de septiembre de 2021 en la 78ª edición del Festival Internacional de Cine de Venecia, y a pesar de que en Latinoamérica estaba programado su estreno para el 22 de octubre en Estados Unidos, llegó a algunos países un mes antes.

Los comentarios acerca de esta nueva adaptación no se han hecho esperar; los críticos y fanáticos la señalaban como una de las películas del año y casi una obra maestra. La prensa especializada ha señalado como un gran acierto esta producción.

En la plataforma especializada de cine IMDb, la película ya cuenta con una calificación de 8.3/10, la aceptación ha sido impresionante en los lugares donde ya se estrenó y todos hablan de que esperan que ya salga la segunda entrega de Dune a pesar de que esta aún no ha sido confirmada.

Solo nos quedará esperar al estreno en cines y HBO Max para conocer qué tan bien logró Villeneuve esta adaptación, que resulta muy prometedora por donde la vea uno.