Empresas

El gobierno perfila recortar en 19.6% las operaciones máximas en el AICM

Se eliminarían 90 mil 160 operaciones anuales, casi 25 mil menos que las contempladas en el plan original. Consideran esencial saber cómo se decidirán aterrizajes y salidas que se mudarán.

El gobierno perfila que la capacidad máxima de operación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en condiciones óptimas, es decir, sin afectaciones por clima, cambio de pista o frenados deficientes, sea de 25 llegadas y 24 salidas por hora, es decir, 49 operaciones en este lapso.

Esto significa que la terminal aérea tendrá que ejecutar 12 vuelos menos por hora, una reducción del 19.6 por ciento en el número máximo de operaciones, en lugar del ajuste de hasta 25 por ciento que se había propuesto originalmente.

Lo anterior implicará que, en lugar de las 459 mil 987 maniobras que tiene en promedio al año, celebraría 369 mil 830, con el ajuste de 19.6, es decir, casi 25 mil vuelos menos que con el plan original de recortar una cuarta parte de los viajes del puerto aéreo capitalino, esto de acuerdo con un estudio que Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) tituló “Análisis del Índice de llegadas y salidas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”, al cual El Financiero tuvo acceso.

El documento, realizado por el extitular del Seneam, Víctor Hernández, fue elaborado a partir de un análisis de 6 mil operaciones recabadas tanto por dicho organismo como por la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC).

Fernando Gómez Suárez, analista del sector aéreo, refirió que, si bien es importante establecer cuántas operaciones se pueden realizar garantizando los estándares de seguridad, será igualmente necesario asentar bajo qué argumentos y qué aerolíneas serán las que deban desocupar los ‘slots’ para llegar al objetivo de desaturar.

“¿Será por sorteo, por derecho de antigüedad? El gobierno tiene que establecer quién y cómo deberá reducir sus operaciones. Las aerolíneas están en su derecho de objetarlo, así como el gobierno de plantear una solución a la saturación”, apuntó el analista en entrevista.

De acuerdo con las conclusiones, en condiciones marginales (climáticas, cambio de pista y frenado deficiente) las llegadas se reducirían a 22 por hora y las salidas a 20. Por otra parte, cuando las aeronaves tengan que operar por instrumentos debido a condiciones adversas, el máximo de vuelos en el AICM será de 38, de los cuales, 20 serán salidas y el resto llegadas.

Esos acuerdos estaban presupuestados para publicarse en un decreto que tenía como base, precisamente, el estudio realizado por Seneam y entregado en abril, pero ese ordenamiento ya no se publicó.

Amparo de Aeroméxico, sin efecto de suspensión

Aeroméxico emprendió acción judicial contra la declaratoria de saturación de las dos terminales del AICM porque, aseguró, ésta no cuenta con los elementos técnicos que la respalden, al igual que el plan de reducción de operaciones que pretende implementar el gobierno.

Sin embargo, la aerolínea no solicitó la suspensión de la reducción de operaciones, según el documento obtenido por El Financiero.

En el expediente 621/2022, el juez admitió la demanda de amparo promovida por Aeroméxico y fijó la celebración de la audiencia para el 5 de julio próximo. No obstante, el impartidor de justicia indicó que no “hay lugar a ordenar la apertura del incidente de suspensión (del acto reclamado) en virtud de que no fue solicitado por la parte quejosa”.

Al respecto, Pablo Casas, director del Instituto Nacional de Investigaciones Jurídico-Aeronáuticas (INIJA) señaló que lo que busca Aeroméxico es mostrar su descontento con las medidas de reducción en el aeropuerto capitalino.

El abogado detalló que esa aerolínea promovió el amparo pues consideró que las medidas impulsadas por el gobierno podrían afectar la competencia económica, así como otros puntos.

“No solicitaron la suspensión del acto, no se acordó nada. El amparo no va a suspender nada. En esencia, Aeroméxico invoca cuestiones de tratos desiguales que no permiten, en función de los slots, un trato parejo, lo cual conllevaría que deba ser analizado por la Comisión Federal de Competencia Económica por disposición legal”, aseveró Casas.

El alcance del amparo, remarcó el abogado, no tendrá efectos sobre el plan de reducción de operaciones en el AICM.

No obstante, una fuente del gobierno dijo a este diario que el plan se está aún afinando, pues se están definiendo los parámetros para llevar a cabo la migración de vuelos desde el aeropuerto capitalino al AIFA y a la terminal aérea de Toluca.

También lee: