Empresas

Uno o dos días en oficina son lo ideal para el trabajo híbrido, según estudio

El trabajo remoto permite a trabajadores tener beneficios en un lugar productivo y agradable.

Solo uno o dos días en la oficina es la configuración ideal para el trabajo híbrido, según un nuevo estudio, ya que brinda a las y los trabajadores la flexibilidad que anhelan sin el aislamiento de trabajar de forma completamente remota.

Los hallazgos, de una investigación de Harvard Business School, se basaron en un experimento realizado en el verano de 2020 en el que 130 trabajadores administrativos fueron asignados aleatoriamente a uno de tres grupos durante nueve semanas.

Algunos pasaron menos del 25 por ciento de sus días laborales en la oficina, otros estuvieron más del 40 por ciento del tiempo, mientras que un tercer grupo asistió una cantidad de tiempo “intermedia”, lo que se traduce en uno o dos días por semana. Ese subconjunto produjo más trabajo original que los otros grupos, y “esta diferencia fue significativa”, escribieron los autores.

“El trabajo híbrido intermedio es plausiblemente el punto óptimo, donde los trabajadores disfrutan de flexibilidad y, sin embargo, no están tan aislados en comparación con sus compañeros que trabajan predominantemente desde casa”, señaló el artículo, coautoría del profesor asociado de Harvard Prithwiraj Choudhury. “La solución híbrida intermedia podría ofrecer lo mejor de ambos mundos”.

El estudio, una rareza en el sentido de que examina los resultados reales de los trabajadores híbridos en lugar de solo sus preferencias, llega cuando empresas como Apple, Bank of America y Google de Alphabet están presionando a los trabajadores a regresar a la oficina sin un sentido claro del equilibrio ideal entre los horarios remotos y en persona.

La investigación, que contó con la coautoría del profesor de la Universidad de Stanford Nick Bloom, descubrió que los empleadores esperan que casi una cuarta parte de los días laborales se pasen en casa en el futuro, pero existe una “brecha considerable” entre lo que los empleadores y los empleados desean en lo que respecta a los días requeridos para estar en la oficina.

Esa discrepancia quedó clara en una encuesta publicada este martes en la que participaron 200 ejecutivos sénior, quienes dijeron que principalmente los trabajadores remotos están en desventaja y tienen menos oportunidades en comparación con aquellos que trabajan en la oficina.

La encuesta, encargada por Vyopta, que ayuda a las empresas a administrar sus sistemas de comunicación y colaboración en el lugar de trabajo, también descubrió que los líderes simplemente no confían en la capacidad de la mayoría de los empleados para trabajar de forma remota. Aun así, casi la mitad de los ejecutivos encuestados dijeron que a los trabajadores remotos no se les dieron las herramientas para estar tan comprometidos como sus contrapartes que trabajaban de manera presencial.

La investigación de Choudhury probablemente frustrará a los jefes, sin mencionar a los líderes cívicos como el alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, que han instado a los trabajadores a volver a sus escritorios la mayor parte del tiempo, argumentando que la colaboración y la cultura corporativa se ven afectadas cuando las personas trabajan desde casa. El artículo de Harvard analizó más de 30 mil correos electrónicos enviados por los trabajadores administrativos, utilizando análisis textuales para medir la novedad de su producción. Descubrió que el grupo híbrido se desempeñó mejor y obtuvo mejores calificaciones de los gerentes que aquellos que estaban principalmente en casa o principalmente en la oficina.

Además, los investigadores analizaron los datos de las encuestas desde el comienzo de la pandemia para concluir que aquellos que vienen a la oficina solo unos pocos días a la semana no sienten que se están perdiendo cosas como la tutoría, como a veces les ocurre a los trabajadores totalmente remotos.

“Las modalidades de trabajo remoto permiten a los trabajadores capturar los beneficios de un lugar de trabajo productivo y agradable casi tanto como los trabajadores que siempre están en la oficina”, señala la investigación. “Nuestros resultados sugieren consistentemente que los niveles intermedios de trabajo remoto pueden resultar tanto en una mayor novedad de los productos de trabajo como en una mayor comunicación relacionada con el trabajo”.

Sin embargo, la clave con los arreglos híbridos es organizar las cosas para que los equipos estén juntos en la oficina los mismos días, evitando el problema de los trabajadores que viajan solo para pasar la mitad del día en Zoom de llamadas con colegas que trabajan de forma remota.

“Se busca que la gente intente venir junta, así que el tiempo de oficina es tiempo de estar juntos”, dijo Bloom por correo electrónico. “Un híbrido bien organizado parece ser el punto óptimo”.

También lee: