Empresas

TikTok bloquea su servicio en Rusia

Los usuarios de la app en Rusia no podrán publicar ni hacer transmisiones en vivo, y tampoco podrán ver videos compartidos desde otras partes del mundo.

TikTok suspendió este domingo gran parte de sus servicios en Rusia, en un momento en que el gobierno de Moscú restringe lo que la gente y los medios de comunicación pueden decir sobre la guerra en Ucrania.

La plataforma TikTok informó que los usuarios rusos de esta popular app de redes sociales ya no podrán publicar videos nuevos ni realizar transmisiones en vivo, y tampoco podrán ver los videos compartidos desde otras partes del mundo.

Por su parte, Netflix también anunció la suspensión de su servicio en Rusia, pero no dio más detalles.

Es posible que estas acciones aíslen todavía más al país y a su población, ya que un creciente número de empresas multinacionales han dejado de proporcionar servicios financieros y productos tecnológicos vitales a Rusia, así como distintos productos de consumo, en respuesta a las sanciones económicas occidentales y a la indignación mundial por la invasión de Ucrania.

Las compañías estadounidenses de tarjetas de crédito Visa, Mastercard y American Express anunciaron durante el fin de semana que dejarán de brindar servicios en Rusia. La surcoreana Samsung Electronics, un importante proveedor de smartphones y microprocesadores de computadoras, indicó que suspenderá sus envíos hacia el país, uniéndose a otras grandes compañías tecnológicas como Apple, Microsoft, Intel y Dell.

Sin embargo, los proveedores de servicios de internet y las apps han estado en buena parte renuentes a tomar medidas que puedan privar a los ciudadanos rusos de servicios de redes sociales y otras fuentes de información.

Eso cambió el viernes, cuando el presidente ruso Vladimir Putin intensificó la represión contra los medios de comunicación y las personas que no se adhieren a la postura del Kremlin sobre la guerra, y bloqueó Facebook y Twitter, además de promulgar un proyecto de ley que penaliza la difusión intencionada de lo que Moscú considera noticias “falsas”.

“A la luz de la nueva ley rusa de ‘noticias falsas’, no tenemos otra opción que suspender las transmisiones en vivo y los nuevos contenidos de nuestro servicio de video mientras revisamos las implicaciones de seguridad de esta ley”, dijo TikTok este domingo en un comunicado publicado en Twitter. “Nuestro servicio de mensajes in-app no se verá afectado”.

La vocera de TikTok, Hilary McQuaide, dijo que la app en Rusia ahora aparece en modo “sólo para ver” y no permitirá a las personas publicar o ver nuevos videos o transmisiones en vivo. Todavía pueden ver videos anteriores, pero no si provienen de fuera del país, dijo.

“La seguridad de los empleados es nuestra máxima prioridad”, dijo, y añadió que la empresa -que forma parte de la compañía tecnológica ByteDance, con sede en China- no quiere poner a sus empleados o usuarios rusos en riesgo de sufrir sanciones penales severas. Algunos manifestantes que han salido a las calles de Moscú, San Petersburgo y otras ciudades de Rusia para denunciar la invasión a Ucrania han usado plataformas de redes sociales para transmitir su causa.

La nueva legislación, aprobada rápidamente por las dos cámaras del Parlamento, el cual está bajo control del Kremlin, y firmada por Putin, impone penas de hasta 15 años de prisión a quienes difundan información contraria a la versión que el gobierno ruso tiene de la guerra.

Varios medios de noticias también han dicho que interrumpirían su trabajo dentro de Rusia para evaluar la situación. Las autoridades rusas han tachado repetida y falsamente de noticias “falsas” las informaciones sobre retrocesos militares rusos o muertes de civiles en Ucrania.

Los medios de comunicación estatales se refieren a la invasión rusa de Ucrania como una “operación militar especial” y no como una guerra o una invasión.

La ley prevé penas de hasta tres años o multas por difundir lo que las autoridades estimen noticias falsas sobre el ejército, pero el castigo máximo se eleva a 15 años para los casos que se considera que han provocado “consecuencias graves”.

También lee: