Empresas

Repartidores de apps ganan 2 mil 85 pesos por trabajar más de 46 horas semanales

Oxfam México asegura que las personas repartidoras se ven vulneradas ante la falta de seguro médico, acoso y discriminación al realizar su trabajo.

Los repartidores que hacen entregas solicitadas en apps tienen un ingreso de 2 mil 085 pesos en promedio a la semana, con una jornada de 46 horas y un día de descanso.

Dichos trabajadores no están afiliados a ningún servicio de salud pública, por lo que deben cubrir sus gastos médicos, así como el seguro de automóvil o motocicleta (si es que utilizan) y sus impuestos, que normalmente exigen también pagar honorarios por la contaduría.

Por si fuera poco, las empresas no les proporcionan herramientas de trabajo, lo que obliga a los repartidores a cubrir el gastos de los vehículos que utilizan para trabajar, mochila, celular, y paquetes de datos para tener conexión a internet.

Todos estos datos los dio a conocer la organización civil Oxfam México en Este Futuro No Applica, un informe publicado el lunes que menciona los riesgos y las precariedades económicas que viven los trabajadores de las aplicaciones de entrega de productos por pedidos digitales.

La organización civil de alcance mundial, que combate la pobreza e injusticia, señaló que los trabajadores realizan una actividad de bajos ingresos, largas jornadas y desprotección social. Lo anterior bajo una promesa de flexibilidad y autonomía por parte de las empresas que los emplean bajo el modelo gig economy.

La información obtenida para el informe proviene de la Encuesta para Personas Repartidoras de Aplicaciones (ENPRA), realizada entre agosto y septiembre de 2021 por Oxfam México y el Instituto de Estudios Sobre Desigualdad (indesig), que forma parte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Un falso oasis le llaman, ¿no?, donde tú vas a tener tu tiempo, vas a trabajar lo que quieras, cuando quieras, como puedas y, además de todo, vas a ganar muy bien porque es lo que te prometen, ¿no?”, declaró Rodrigo, repartidor de 28 años, a Oxfam.

El colectivo #NiUnRepartidorMenos asegura que en 2021 murieron casi 60 personas repartidoras en México por accidentes viales.

Estos son los datos y testimonios claves del informe de Oxfam México sobre la situación de las personas repartidoras

  • El ingreso semanal en promedio es de 2 mil 562 pesos, pero al descontar los gastos y costos semanales asociados con el uso de la aplicación y la realización de su trabajo, resulta un ingreso de 2 mil 85 pesos a la semana.
  • Los repartidores trabajan 46.3 horas en promedio a la semana. La mayoría trabaja seis días a la semana y algunos de los entrevistados coinciden que “si no se mantienen en línea entre 6 y 8 horas al día, no les caen pedidos”.
  • Las personas repartidoras no están afiliadas a ningún servicio de salud pública deben pagar sus gastos médicos, así como el seguro de automóvil o motocicleta (si es que utilizan) y sus impuestos, que normalmente requieren pagos en honorarios de contaduría.
  • Las empresas no proporcionan herramientas de trabajo, lo que obliga a los trabajadores a cubrir gastos de vehículos que utilicen para trabajar, mochila, celular, paquetes de datos para tener conexión a internet, entre otros.

Oxfam México asegura que las personas repartidoras son vulnerables a situaciones que pueden afectar su trabajo y atentar contra su vida. Estos son algunos ejemplos:

  • Condiciones adversas como lluvias e inundaciones, que empeoran el tráfico.
  • Asaltos en los que pueden perder la vida y sus herramientas de trabajo.
  • Accidentes provocados por automovilistas que no respetan el Reglamento de Tránsito.
  • Malas condiciones de vialidades.
  • Discriminación por parte del personal de los restaurantes, agentes de seguridad privada en las plazas comerciales o los condominios y la clientela.
  • En el caso de las repartidoras, la reducción de horarios de trabajo por culpa del acoso callejero, incluso la necesidad de cargar con gas pimienta o tener que ser acompañada por otra persona en sus actividades laborales.
  • Oxfam México denuncia en su estudio que “algunas mujeres entrevistadas describieron casos en los que los clientes las recibieron en ropa interior, desnudos o con el pene expuesto”.

“Yo creo que si uno está trabajando aquí es porque lo necesita, ¿no? Porque si es de hobby, puedes ir a buscar otro trabajo donde no te chingues tanto, ¿no?”, expresó en el informe Carmen, repartidora de 43 años.

¿Qué propone Oxfam México ante la situación de repartidores?

A las apps

  • Ofrecer cobertura médica.
  • Asignar presupuesto para apoyar a repartidores en temas de acoso, violencia y discriminación.
  • Una compensación justa sobre el cobro de comisiones.
  • Mejorar la atención de soporte.

Al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

  • Reconocer la relación laboral entre plataformas y las trabajadoras y trabajadores para que accedan a los derechos que les corresponden de manera justa.

Al Gobierno Federal y las autoridades estatales

  • Identificar y sancionar las prácticas empresariales que no garanticen los derechos humanos y laborales.
  • Reconocer el trabajo de las personas repartidoras como uno que debe ser remunerado justamente.
  • Habilitar espacios para que las personas repartidoras puedan estacionarse.
  • Hacer respetar el espacio de las ciclovías.
  • Simplificar el cobro de impuestos para que no se requiera personal contable para realizar declaraciones y pagar impuestos.

A personas consumidoras y sociedad civil

  • Elegir aplicaciones y establecimientos que cumplan con los estándares de remuneración digna.
  • Preferir marcas que garanticen los derechos laborales.
  • Respetar las ciclovías.
  • Tener consideración con el tiempo de entrega, sobre todo cuando las condiciones meteorológicas no son favorables.
  • Ofrecer un trato digno a las personas repartidoras.
También lee: