Empresas

Otro ‘efecto’ secundario de la vacunación COVID: bajan las ventas de Amazon

Las acciones de la empresa cayeron alrededor de 7 por ciento.

Amazon.com surgió como una tienda esencial para los compradores confinados en su hogar durante la pandemia del COVID-19, lo que impulsó sus ventas y ganancias a nuevos máximos. Ahora, la fiebre por las compras en línea se está desacelerando a medida que los consumidores vacunados se alejan de las computadoras y los teléfonos inteligentes y vuelven a viejos hábitos como viajar y salir a cenar.

El mayor minorista de comercio electrónico del mundo informó sus ganancias el jueves y entregó un pronóstico que no cumplió con las expectativas. Las acciones cayeron alrededor de 7 por ciento en operaciones extendidas después de que se publicaron los resultados. Esta fue la primera vez que Amazon no cumplió con las estimaciones de ventas trimestrales desde 2018.

La compañía con sede en Seattle invirtió miles de millones para lograr operar durante la pandemia, al tiempo que minimizaba la propagación del COVID-19 a través de sus instalaciones y contrataba a cientos de miles de trabajadores para satisfacer la abrumadora demanda. El nuevo director ejecutivo, Andy Jassy, quien asumió el mando el 5 de julio, tendrá que convencer a los inversionistas de que Amazon sigue siendo una buena apuesta a largo plazo a pesar de que el crecimiento de los ingresos se está desacelerando y la empresa se enfrenta a un mayor escrutinio por parte de los reguladores en Estados Unidos y Europa, sus mercados más grandes.


“Simplemente no tienen el empuje que tuvieron el año pasado”, dijo Brian Yarbrough, analista de Edward D. Jones.

Los inversionistas pasaron por alto las ganancias mejores de lo previsto y un sólido desempeño en el último trimestre para el negocio de publicidad de la compañía y la unidad de nube de Amazon Web Services. En cambio, se enfocaron en la desaceleración del crecimiento del negocio principal de comercio electrónico de la empresa, que, según dijo el director financiero Brian Olsavsky, continuaría durante el año.

Los gastos más altos también se mantendrán a medida que Amazon siga agregando capacidad y contratando trabajadores para satisfacer la demanda que ha aumentado en los últimos dos años, señaló. Algunas instalaciones están manejando el doble del volumen de paquetes que hace apenas dos años, dijo. Y Amazon debe competir en el mercado laboral por los empleados a medida que se reabren más y más empresas, lo que aumentará los costos.

Amazon está trabajando en vacunar a más empleados y espera que la variante delta del virus pueda controlarse incluso si eso significa que “la gente esté saliendo más y haciendo otras cosas aparte de comprar”, dijo Olsavsky.


En el periodo que termina en septiembre, los ingresos serán de entre 106 mil millones y 112 mil millones de dólares, dijo Amazon. La ganancia operativa será entre 2 mil 500 millones y 6 mil millones de dólares. Los analistas, en promedio, proyectaron 8 mil 110 millones de dólares en ganancias sobre ventas de 118 mil 700 millones de dólares, según datos compilados por Bloomberg.

Jeff Bezos sigue siendo presidente ejecutivo y la naturaleza exacta de su nuevo cargo es un trabajo en progreso. Bezos ha dicho que quiere centrar su atención en nuevas iniciativas, lo que sugiere que Jassy supervisará el día a día de los negocios de Amazon. Jassy dirigió previamente la unidad de nube.

Las ganancias de Amazon durante la pandemia provinieron de agregar más miembros Prime, que pagan tarifas mensuales o anuales a cambio de descuentos en los cargos de envío, además de otras ventajas. A fines de junio, Amazon tenía 153 millones de miembros Prime en Estados Unidos, un 25 por ciento más que el año anterior, según Consumer Intelligence Research Partners. Los miembros Prime compran con más frecuencia en Amazon y gastan aproximadamente el doble en el sitio que los miembros que no son Prime.

A pesar de las grandes inversiones en comercio electrónico de los competidores que incluyen a Walmart, Target y Best Buy, Amazon sigue siendo el líder incomparable del comercio electrónico en Estados Unidos, su mercado más grande. Los compradores estadounidenses gastarán 367 mil millones en Amazon este año, un 15.3 por ciento más que en 2020, según EMarketer. La participación de 40.4 por ciento de Amazon en todo el gasto en línea en Estados Unidos es mayor que la de sus próximos nueve competidores combinados.