Empresas

La industria automotriz no arranca

La falta de chips y la limitada demanda nacional frenaron el armado de unidades.

En el primer semestre de este año, la producción y exportación de autos en México se encuentra poco más de 20 por ciento debajo de los niveles que alcanzó en 2019, previo al impacto del coronavirus, a pesar de registrar su mayor aumento porcentual en 11 años.

De enero a junio de 2021, se ensamblaron en México un millón 595 mil 701 vehículos, un aumento de 31.8 por ciento anual, pero significa una caída de 20.3 por ciento comparad con lo armado en el mismo lapso del 2019.

Mientras que se enviaron a otros mercados un millón 404 mil 637 autos, un crecimiento de 33.5 por ciento anual, el aumento porcentual más grande para un primer semestre desde 2010, pero en volumen la cifra se encuentra 20.5 por ciento debajo de los niveles del 2019 previo a la pandemia, de acuerdo con el INEGI.


Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), explicó que esto es resultado de la falta de semiconductores en el mundo que limitó la actividad de las automotrices.

“Esperamos que crezca la producción y exportación en 12 por ciento anual porque no sabemos cuál será el efecto final de la escasez de semiconductores, porque esto afecta de manera intermitente y distinta a cada empresa y por eso no hay forma de determinar si vamos a lograr a mantener la tendencia y recuperar el nivel previo a la pandemia”, dijo en conferencia.

En los primeros seis meses del año se enviaron a Estados Unidos un millón 62 mil 519 autos, un alza de 26.6 por ciento anual, con lo cual este mercado ya representa 75.6 por ciento del total de autos que ensambla el país para exportar.

Canadá se ubica en segundo lugar con 95 mil 87 autos, seguido por Alemania con 77 mil 982, Emiratos Árabes con 22 mil 405 y Colombia con 18 mil 554 autos; estos cuatro mercados solo pesan en conjunto 15.3 por ciento del total.

“El promedio de la capacidad de planta utilizada en producción en México se ubica en junio a 77.3 por ciento, que a pesar de las problemáticas si es mayor al promedio de 2020 que fue de 67.2 por ciento”, contó Cuevas.

El mejor junio en 9 años

Sólo en junio de 2021 México exportó 234 mil 394 automóviles, 18.3 por ciento más que lo registrado en igual mes del año pasado. Este es el aumento más grande que reporta la industria para un periodo similar en nueve años aunque en volumen sigue estando por debajo de lo reportado en 2019, antes de que comenzara la pandemia del coronavirus.

Este incremento responde a una mayor demanda de autos en el exterior, principalmente a Estados Unidos, mercado al que se mandaron 181 mil 548 autos, 6.9 por ciento superior a lo registrado en igual mes del año pasado.

Esto generó que la producción de autos en México durante el sexto mes del año fuera de 263 mil 955 autos, 5.5 por ciento superior a lo reportado en junio de 2020; este es el primer aumento que reporta el sector automotriz para un lapso similar desde 2017.

Cabe mencionar que en junio de 2020 el ensamblaje de vehículos en el país aún no retoma el 100 por ciento de su capacidad, debido a que fue una reapertura gradual de la producción para evitar contagios de COVID-19 en los centros de trabajo.

Sube 18% importación de autos usados

Entre enero y mayo de 2021 se importaron en México 64 mil 444 autos usados, principalmente de Estados Unidos, cifra 18.2 por ciento mayor a lo reportado en igual periodo del año pasado, informó Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Señaló que con esto los usados importados ya equivalen a 15 por ciento de la venta total de vehículos nuevos en México, la tasa más grande desde 2014.

Sobre la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de regularizar los importados usados de forma ilegal, Rosales dijo que es “la crónica de un desastre anunciado”, puesto que impactará no solo en el sector automotor, sino también en la economía de la frontera y el país.

“Esta propuesta es una respuesta a las reiteradas peticiones que hace el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, sobre la regularización y es importante reiterar que Jaime Bonilla viene trabajando en regularizar los autos ilegales (…) esto es una crónica de un desastre anunciado, porque veremos que esto dejará de lado los mecanismos de control y afectará al mercados nacional, tal cual como se percibe en diferentes proyectos que se están impulsando de manera no oficial desde el gobierno de Baja California”, explicó.