Empresas

Porsche quiere ‘entrarle con todo’ al mercado eléctrico: invierte en fábrica de celdas de alto rendimiento

La República Federal de Alemania financiará parte del proyecto, con unos 71 millones de dólares.

Cellforce Group será la nueva subsidiaria de Porsche e impulsará la investigación, el desarrollo y las ventas de celdas de alto rendimiento para baterías.

“Esta nueva compañía nos permite posicionarnos a la vanguardia mundial en el desarrollo de la celda de batería más potente y convertirla en el vínculo entre la inconfundible experiencia de conducción de Porsche y la sostenibilidad. Así es como damos forma al futuro del automóvil deportivo”, expresó Oliver Blume, Presidente del Consejo Directivo de Porsche.

La nueva empresa, en la que Porsche posee una participación mayoritaria de 83.75 por ciento, tiene su sede en Tubinga, Alemania. El número de empleados aumentará de los 13 iniciales, aportados conjuntamente por ambas empresas, a 80 en 2025. La República Federal de Alemania y el estado de Baden-Wurtemberg financian el proyecto con unos 71 millones de dólares (unos 60 millones de euros).


‘‘El objetivo de la planta de producción es alcanzar una capacidad mínima anual de 100 MWh. Esto equivale a baterías de alto rendimiento para 1000 vehículos”, explicó Torge Thönnessen, Director General de Customcells, que ahora será parte de Cellforce Group.

Customcells es una de las empresas líderes en el desarrollo de celdas especiales para baterías de iones de litio. Desde su fundación en 2012, ha adquirido una importante experiencia en el campo del desarrollo de celdas con diversos materiales y tecnologías de recubrimiento.

Una movilidad más respetuosa con el medio ambiente

La química de las nuevas celdas de alto rendimiento se basa en el silicio empleado para el ánodo. Con este material, ahora parece posible aumentar significativamente la densidad de potencia en comparación con las baterías actuales.

La batería puede ofrecer el mismo contenido de energía con un tamaño más pequeño. La nueva química reduce la resistencia interna de la batería. Esto le permite absorber más energía durante la fase de recuperación y, al mismo tiempo, ofrece un rendimiento mejorado para una carga rápida. Otra característica especial de las celdas desarrolladas por Cellforce, es que puede soportar altas temperaturas. Todas estas son cualidades muy valoradas en las carreras de autos.


BASF, empresa química líder en el mundo, es también socia en el desarrollo de celdas para la próxima generación de baterías de iones de litio. Como parte de la colaboración, proporciona un material que será usado para el cátodo de las celdas de alto rendimiento y que permiten una carga rápida y alta densidad energética.