Empresas

Distribuidores de cerveza arremeten contra Cofece por privilegiar a Modelo y Heineken

Las empresas Domo y Gape realizaron inversiones por 20 millones de dólares de 1994 a 2017.

Las que fueran distribuidoras de cerveza Miller en México, Distribuidoras Domo y Gape, reviven sus denuncias de monopolio contra Grupo Modelo de AB inBev, y ahora presentan una denuncia contra la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) por omisiones, deficiencias y posibles coaliciones.

“Desde 1999 hasta 2020 en esta materia del mercado de la cerveza se han iniciado nueve investigaciones que curiosamente todas se han cerrado. La Cofece como órgano autónomo protege a empresas extranjeras aprovechándose de su autonomía”, declaró Javier Coello Trejo, director general del despacho Coello y Asociados.

Informó que con fecha de 19 de marzo de este año el despacho encabeza una denuncia formal ante la Fiscalía General de la República, por hechos con apariencia de delito de corrupción contra la autoridad investigadora Cofece, así como de os consejeros Alejandra Palacios, Eduardo Martínez Chongo, Edna Griselda Hernández Ramirez y José Eduardo Mendoza.


El despacho y las empresas Domo y Gape arremeten contra la Cofece y los comisionados por proteger a Heineken y Grupo Modelo de AB inBev, pues desde 2010 han presentado diversas denuncias como distribuidores independientes de cerveza por la probable existencia de prácticas monopólicas relativas cometidas por las empresas extranjeras.

“En 2013 presentaron compromisos ante la Comisión de competencia solicitándole el cierre anticipado de el procedimiento de investigación, para sorpresa de los denunciantes la Comisión aceptó esos compromisos sin analizar o pronunciarse sobre la ilegalidad de la conducta denunciada”, expuso Luis Manuel Rodriguez, abogado del despacho Ledezma y Rodriguez Rivera.

Para Domo y Gape la situación se complicó en 2015, cuando Sab Miller aceptó la oferta de 109 mio millones de dólares para sumarse al portafolio de AB inBev.

Durante la transaccion el órgano regulador de Estados Unidos condicionó la operación en que no se eliminara la participación de los distribuidores independientes, mientras que en México la Cofece no puso ninguna condicionante.

“Cuando AB inBev compra Sab Miller les revocaron los contratos que tenían (a Domo y Gape), porque Modelo ya tenía sus distribuidores en México y no necesitaba otros”, explicó Javier Coello Zuart, abogado en el despacho Coello y Asociados.

Las empresas Domo y Gape realizaron inversiones por 20 millones de dólares de 1994 a 2017, que les retiraron el contrato para distribuir en algunas entidades de México la cerveza Miller, siendo esta su única operación como empresa, acorde con Coello Zuart.