Empresas

Vuelos a ningún lado, ‘salvavidas’ para el comercio libre de impuestos

El sector apuesta por viajes que tiene como origen y destino el mismo aeropuerto para reponerse del impacto de la COVID-19.

El mes pasado, Hyun Jung-a tomó un vuelo desde el aeropuerto de Incheon en Corea del Sur. Aproximadamente dos horas después, regresó al mismo aeropuerto cargando una bolsa repleta de compras hechas en tiendas libres de impuestos, a pesar de que nunca aterrizó en otro país.

El vuelo de Air Busan, organizado por Lotte Duty Free para sus clientes VIP, fue el primero de Hyun desde que comenzó la pandemia y no le costó un solo centavo debido a que la ruta partió brevemente del espacio aéreo coreano y pasó por encima de una isla japonesa. Los 130 pasajeros a bordo calificaron para comprar en tiendas libres de impuestos en Seúl, generalmente reservadas para personas que han realizado un viaje internacional.

Los vuelos “a ninguna parte” como estos son un intento de los operadores duty-free de salvar una industria diezmada por el COVID-19. Antes del virus, el negocio estaba en auge: en 2019, el mercado libre de impuestos global tenía un valor de 85 mil millones de dólares y estaba en camino de alcanzar los 139 mil millones de dólares para 2027, según la firma Verified Market Research.


Tras las restricciones de los vuelos al extranjero, las ventas se desplomaron. A nivel mundial, solo 1,800 millones de personas tomaron vuelos programados el año pasado en comparación con los 4,500 millones de 2019, según la Organización de Aviación Civil Internacional. Los ingresos anuales del gigante suizo libre de impuestos Dufry AG, que opera establecimientos en todo el mundo, cayeron 71 por ciento.

Si bien los compradores en vuelos como el de Hyun no llenarán el vacío financiero, al menos traen algunos negocios muy necesarios.

“Vi a mucha gente con bolsas llenas de artículos libres de impuestos”, dijo Hyun, quien compró una bolsa Chanel, zapatos y cosméticos. “Les digo a todos mis amigos que vale la pena tomar el vuelo debido a la oportunidad de comprar en tiendas duty-free”.

Hotel Shilla, el segundo mayor operador libre de impuestos de Corea del Sur después de Lotte, ofrece 114 asientos en dos de los llamados vuelos “a ninguna parte” programados para el 23 y 30 de mayo a clientes que han gastado más de 550 dólares en sus tiendas desde el 3 de mayo. Lotte ha programado otros cinco vuelos este mes.

La industria comienza a recuperarse a medida que se reactiva el tráfico aéreo nacional. La isla china de Hainan, rodeada de palmeras, se ha convertido en una escapada aún más popular para los turistas del continente que ahora están hambrientos de viajes internacionales.

Eso ha ayudado a las ventas libres de impuestos de la provincia, que se duplicaron con creces a 27,500 millones de yuanes (4,300 millones de dólares) el año pasado, según el Ministerio de Comercio.