Empresas

No solo fue Best Buy: en 2020 cerraron 127 tiendas en México por COVID

Firmas como Best Buy, Sanborns, Inditex, Liverpool y Grupo Axo, lideran la lista; mientras que Oxxo, Aurrerá y Suburbia desaceleraron su ritmo de expansión.

El año pasado, cadenas como Best Buy, Grupo Inditex, Soriana, Grupo Sanborns y Grupo Axo cerraron 127 sucursales en el país, afectadas por la pandemia del coronavirus, que obligó la suspensión temporal de actividades en centros comerciales y cadenas departamentales, cuando el semáforo epidemiológico se ubicó en rojo en algunas entidades.

“Las empresas están cautelosas, sí ha habido muchos cierres, no resultó rentable, y la moda es muy reciclable, para las nuevas temporadas se ve que exploraron muy poco y aprovecharon para mejor sacar la moda del año pasado”, expuso Marisol Huerta, analista de Ve Por Más.

En total, ocho cadenas comerciales como las mencionadas cerraron 127 sucursales en el país, contabilizando la salida de Best Buy de México que obligó a desaparecer 41 unidades, a las que se sumaron 28 tiendas de marcas como Victoria’s Secrets, Abercrombie & Fit, entre otras de Grupo Axo, además de 23 tiendas de marcas como Zara, Pull &Bear y Stradivarius que eliminó Grupo Inditex, así como los 15 autoservicios que cerró Soriana y las 11 unidades en las que Sanborns ‘bajó la cortina’ definitivamente durante el año pasado.

En el mismo caso, Liverpool cerró definitivamente una tienda además de seis boutiques que operaba de marcas con GAP, Banana Republic, entre otras, mientras que Forever 21 y Sears bajaron la cortina en una sucursal, cada una.

Con lo anterior, el año pasado las ocho cadenas comerciales reportaron una caída de 4.8 por ciento en su expansión en México, cuando en promedio registraban un crecimiento de 16.4 por ciento en su ritmo de inauguración de tiendas en el último lustro.

En el 2020 las ventas de ropa y calzado cayeron 27 por ciento a tiendas comparables en los afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).

Incluso la participación de ropa y calzado en el total de ingresos de la ANTAD disminuyó 6 puntos porcentuales, al pasar de aportar 18.6 por ciento a 12.5 por ciento de las ventas entre 2019 y 2020.

“Sectores como ropa y calzado han tenido algunas complicaciones y por supuesto la racionalización de puntos de venta, como ejemplo puedes ver la cancelación de adquisiciones en Grupo Axo”, refirió Carlos Hermosillo, analista especializado en consumo.

En marzo pasado Grupo Axo anunció que desistía de comprar C&A México, luego de un año de conversaciones, esto por efectos de la pandemia.

La operadora de tiendas como Promoda, Bath & Body Works, Nike, Rapsodia, entre otras, logró que 30 por ciento de sus ingresos proviniera del canal digital, principalmente por la incorporación de la plataforma de comercio electrónico Privalia y por el crecimiento de doble y triple dígito de tiendas digitales existentes, así como por la apertura de nuevas tiendas digitales.

“Estamos viendo una migración a la venta en línea de lo que es lo tradicional, y se dieron cuenta que generan mayor ingreso con mejores costos operativos”, consideró Julián Fernández, analista de Bursamétrica.

Lo mismo le pasó a Liverpool que orientó su oferta al canal online. “Liverpool cerró sus boutiques no rentables, dijeron que ciertas marcas como GAP, ahora si están dispuestos a entrar al marketplace cuando antes no”, indicó Marcela Muñoz, subdirector de análisis de Vector.

Desaceleran expansión

Adicionalmente, firmas como Oxxo que tradicionalmente tenían una expansión agresiva, el año pasado fueron mucho más cautelosos con sus inauguraciones de sucursales, con un crecimiento en unidades de apenas 1.1 por ciento, comparado con el alza de 7.9 por ciento en promedio en unidades que había tenido la cadena de tiendas de conveniencia en el último lustro.

“Aprovecharon para hacer eficiencia en la base de tiendas, históricamente habían tenido crecimientos importantes en número de tiendas y por primera vez cierres, pero al final el negocio va mucho de la visión de largo plazo no quieres una tasa de desocupación futura”, apuntó Valentín Mendoza, subdirector de análisis de Banorte.

El año pasado, la cadena de FEMSA apenas abrió 206 unidades, frente a las mil 090 que inauguró en 2019, antes de la pandemia.

En el mismo sentido, Elektra sólo abrió 22 sucursales el año pasado y Aurrerá, el formato de mayor crecimiento de Walmart, inauguró 53 tiendas nuevas.

“Vimos una desaceleración en el ritmo de aperturas, no exclusivamente del sector, fue prácticamente una medida prudencial la que tomaron la mayoría de las empresas, frenar inversiones de capital y privilegiar la liquidez”, acotó Mendoza.

El especialista concluyó que en para este año habrá una aceleración en las aperturas, pero no a los dígitos acostumbrados, esto con el avance de la vacunación y que los permisos administrativos no se vuelvan a atorar en algún cese de actividades.