Economía

Precio de la gasolina regular ‘vuela’ durante junio; ¿cuánto han pagado más los mexicanos por litro?

Durante el mes pasado, la gasolina regular, o ‘de la verde’, tuvo un incremento considerable en sus precios, el más alto en el último año y medio, afectado a los consumidores.

El precio de la gasolina regular registró un incremento de 6 por ciento a tasa anual durante junio, lo que representó su nivel más alto en los últimos 18 meses, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De esta manera, la gasolina de la ‘verde’ presentó un mayor incremento, incluso, que la inflación general de precios, ubicada en 5 por ciento durante junio.

En términos prácticos, los automovilistas han tenido que pagar 1.50 pesos más por cada litro que compran respecto al inicio de año.

Mientras que, en la primera semana de 2024, los consumidores a nivel nacional pagaron, en promedio, 22.99 pesos por litro de gasolina regular, al cierre del primer semestre del año deben costear 24.49 pesos, es decir, 1.50 pesos más por cada litro, según datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

De manera desagregada, el 41.2 por ciento (10.09 pesos) de estos 24.49 pesos por litros se debe al pago de impuestos (IVA+IEPS o impuestos federales/estatales), el 28 por ciento (6.86 pesos) se debe al costo de refinación, el 23 por ciento (5.63 pesos) depende del precio del petróleo crudo y el restante 7.8 por ciento (1.91 pesos) se debe a costos de distribución y marketing.

Incluso, el litro de gasolina regular es 7.84 pesos más caro que en Estados Unidos, donde actualmente, el precio promedio se ubica en 16.65 pesos por litro, debido en gran medida, a que pagan menos dinero por refinar el petróleo crudo y no pagan tantos impuestos.


De acuerdo con un análisis del especialista Ramsés Pech, socio en Caraiva y Asociados-León & Pech Architects, son varios los factores que han influido en el alza de precio de esta gasolina.

“Durante el primer semestre del año hubo menos estímulos por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, además aumentó el costo de las terminales de almacenamiento y el precio del barril, sin olvidar que a México le cuesta mucho refinar el petróleo”, dijo.

Según datos del INEGI, el diésel y la gasolina premium no adolecen del mismo problema que la gasolina regular, ya que la inflación de estos productos durante junio fue de 1 y 2.8 por ciento a tasa anual, respectivamente.

También lee: